LA HUELLA DEL HOMBRE

Evolución: Las lenguas finesa y estonia llegaron de Siberia hace 2.500 años

Evolución: Las lenguas finesa y estonia llegaron de Siberia hace 2.500 años
El hombre en la Edad de Bronce. EP

Muestras de ADN antiguo han revelado que lenguas como el estonio y el finés pudieron llegar de Siberia al inicio de la Edad del Hierro, hace 2.500 años, en lugar de evolucionar en el norte de Europa.

Los hallazgos, que se detallan en un artículo publicado en la edición de este jueves de ‘Current Biology’, resaltan la forma en que una combinación de datos genéticos, arqueológicos y lingüísticos pueden converger para contar la misma historia sobre lo que sucedió en áreas particulares en el pasado lejano.

«Dado que la transición de la Edad de Bronce a la Edad de Hierro coincide con la diversificación y el tiempo de llegada de las lenguas finlandesas en el Báltico oriental que proponen los lingüistas, es plausible que las personas que trajeron la ascendencia siberiana a la región también llevaran consigo las lenguas urales», dice Lehti Saag de la Universidad de Tartu, en Estonia.

Aunque los investigadores sabían que las personas de habla urálica comparten una ascendencia siberiana común, su hora de llegada al Báltico oriental seguía siendo incierta. Para caracterizar la ascendencia genética de personas de las capas culturales aún no estudiadas, Saag junto con Kristiina Tambets y sus colegas extrajeron ADN de las raíces dentales de 56 individuos, 33 de los cuales produjeron suficiente ADN para incluir en el análisis.

«El estudio del ADN antiguo hace posible señalar el momento en que los componentes genéticos que vemos en las poblaciones modernas alcanzaron el área, ya que, en lugar de predecir eventos pasados basados en genomas modernos, estamos analizando el ADN de individuos que realmente vivían en una zona en un tiempo particular en el pasado», explica Saag.

Sus datos sugieren que la ascendencia siberiana llegó a las costas del Mar Báltico a más tardar a mediados del primer milenio aC, aproximadamente en el momento de la diversificación de las lenguas fincas/urálicas del oeste. También indica una afluencia de personas de regiones con fuertes características de cazadores-recolectores occidentales en la Edad del Bronce, incluidos muchos rasgos que ahora asociamos con los europeos del norte modernos, como las pieles pálidas, los ojos azules y la tolerancia a la lactosa.

«Los individuos de la Edad de Bronce del Báltico oriental muestran un incremento en la ascendencia de cazadores-recolectores en comparación con las personas del Neolítico Tardío y también en la frecuencia de luz de los ojos, el cabello y la tolerancia de la piel y la lactosa», afirma Tambets, señalando que esas características continúan entre los actuales europeos del norte.

Los científicos ahora están ampliando su estudio para comprender mejor los procesos de migración de la Edad de Hierro en Europa. Dicen que también «avanzarán en el tiempo y se centrarán en la estructura genética del período de tiempo medieval».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído