Anamasteyoga

¿Tienes dolores cervicales? Esta es la mejor postura de yoga para aliviarlos

¿Tienes dolores cervicales? Esta es la mejor postura de yoga para aliviarlos
Dolor cervical YT

Palabras que sanan el alma:«Una cuchara no puede degustar la comida que lleva. Del mismo modo, un hombre tonto no puede entender la sabiduría de un hombre sabia incluso si se asocia con él» Dalai Lama

La cervicalgia o (dolor de cuello) es un problema común. Dos tercios de la población sufre dolor de cuello en algún momento de sus vidas. El dolor de cuello, aunque se siente en el cuello, puede ser causado por numerosos otros problemas espinales. El dolor de cuello puede surgir debido a la rigidez muscular en el cuello y la parte superior de la espalda, o pellizcos de los nervios que emanan de las vértebras cervicales. La ruptura de las articulaciones en el cuello crea dolor, al igual que la disrupción articular en la parte superior de la espalda.

La cabeza es sostenida por la parte inferior del cuello y la parte superior de la espalda, y son estas áreas las que comúnmente causan dolor en el cuello. Las tres articulaciones superiores en el cuello permiten la mayoría del movimiento del cuello y la cabeza. Las articulaciones inferiores en el cuello y las de la parte superior de la espalda crean una estructura de apoyo para que la cabeza se asiente. Si este sistema de apoyo se ve afectado de manera adversa, los músculos de la zona se tensarán y provocarán dolor en el cuello, según wp.

Los estiramientos que se realizan con algunos ejercicios de yoga pueden ayudar a disminuir la rigidez y tensión sobre la zona cervical. Además, fortalecen los músculos para prevenir las dolencias.

Postura de la cara de vaca

También conocida como Gomukhasana, es una postura de yoga para aliviar la tensión cervical y fortalecer la parte superior del cuerpo.

Está recomendada para relajar los músculos ante la rigidez causada por una mala postura.

En primer lugar, te debes sentar en Dandasana, es decir, en el suelo con las piernas estiradas adelante y la espalda firme.
Tras adoptar dicha postura, dobla la pierna izquierda para llevar el talón hacia la cadera derecha.
De igual forma, levanta la pierna derecha sobre la izquierda y llévala hacia la cadera izquierda.
A continuación, intenta agarrar las manos por detrás de la espalda y estira los codos en direcciones opuestas.
Inhala y sostén la respiración unos segundos.
Luego, suelta el aire despacio, según mc.
Repite la misma postura con los miembros opuestos.

Muy Importante: Consulte siempre a su médico para conocer los detalles concretos de su perfil y si es aconsejable o no para usted.

Este artículo es el resultado de información compilada en la red, de la fuente o fuentes señalas, y que considero interesante compartir con los seguidores de esta sección, por su alto interés divulgativo.

 

Autor

Ana González

La profesora Ana González es experta en atención temprana por la Universidad Antonio de Nebrija e instructora de Yoga Federada, especialista en yoga infantil. Creadora del método Anamaste Yoga.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Expertos
Ana González

La profesora Ana González es experta en atención temprana por la Universidad Antonio de Nebrija e instructora de Yoga Federada, especialista en yoga infantil. Creadora del método Anamaste Yoga.

Lo más leído