Anamasteyoga

Te contamos los 4 secretos milenarios del sexo tántrico ¡Disfrútalos!

Te contamos los 4 secretos milenarios del sexo tántrico ¡Disfrútalos!
Sexo tántrico YT

Palabras que sanan el alma: «Cuando hablas, solo estás repitiendo lo que ya sabes; pero cuando escuchas, puedes aprender algo nuevo»: Dalai Lama

Estos son los 4 rituales tántricos

1. Adoración. Tratá a tu pareja como un ser sagrado. Adoralo, admiralo, reconocelo. Convertite en sirviente de su placer. Estás ahí para hacerlo sentir bien. Que esta actitud se revele en la forma en que lo mirás, lo acariciás, lo agasajás, no le des órdenes, ponete a su servicio. Y lo mismo hará él o ella con vos. Esta es una predisposición que no implica una relación amo-esclavo, es todo lo contrario del bondage. Cada uno va a tratar al otro como a su objeto de adoración.

2. Masajes. Pueden ofrecerse alternadamente masajes descontracturantes primero, eróticos después, varias veces durante el encuentro. Sin prisa, sin exigencias, simplemente intercambiando el turno entre quien da y recibe placer. Por ejemplo, podés pedirle a tu compañero que te dé un masaje en los pies durante dos minutos, y luego le hacés vos, en los pies o donde él elija. Está permitido orientar amablemente con indicaciones lo que a cada uno le gusta. Podés pedir más o menos presión, que vaya para tal zona, y, cuando sea tu turno de dar el masaje, seguir también las indicaciones de tu pareja. La humildad es esencial en esta práctica, es una forma de aprender a ser el mejor amante posible para nuestra pareja. Y viceversa, por supuesto, según no.

3. Escucha corporal. Concentrate en qué te pasa mientras los dos mueven el cuerpos juntos. Y tratá de no juzgar ni de compararlo con otras experiencias que hayas tenido, solo escuchá lo que estás sintiendo en el momento. No pienses en el orgasmo, si aparecen las sensaciones, dejalas fluir, sin apurarlas, ni esperes a que el otro tenga el orgasmo, ni lo ayudes si ves que está por llegar. Disfruten juntos (páctenlo previamente) del goce de mover los cuerpos como si estuvieran bailando, es un ejercicio para conocerse y aprender a escuchar el propio cuerpo y el del otro. Esta es una manera de poner el cerebro en modo neutral y dejar de lado el pensamiento. Así cuando el orgasmo finalmente llegue, van a experimentarlo mucho más intensamente.

4. Postura yab yum. Es la posición sexual básica del Tantra, la más recomendada para principiantes, que facilita una gran estimulación y energía que recorre todos tus chakras. Busca la fusión y el despertar de la ternura y el amor entre los amantes.

Muy Importante: Consulte siempre a su médico para conocer los detalles concretos de su perfil y si es aconsejable o no para usted.
Este artículo es el resultado de información compilada en la red, de la fuente o fuentes señalas, y que considero interesante compartir con los seguidores de esta sección, por su alto interés divulgativo.

Autor

Ana González

La profesora Ana González es experta en atención temprana por la Universidad Antonio de Nebrija e instructora de Yoga Federada, especialista en yoga infantil. Creadora del método Anamaste Yoga.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Expertos
Ana González

La profesora Ana González es experta en atención temprana por la Universidad Antonio de Nebrija e instructora de Yoga Federada, especialista en yoga infantil. Creadora del método Anamaste Yoga.

Lo más leído