Anamaste

Cómo evitar que el estrés afecte a mis relaciones sexuales ¡Tips!

Cómo evitar que el estrés afecte a mis relaciones sexuales ¡Tips!
Pareja YT

Palabras que sanan el alma:«Es necesario ayudar a otros, no en nuestras oraciones, sino en nuestras vidas diarias»: Dalai Lama

Un reciente estudio realizado por el Centro Nascia, especializado en el tratamiento del estrés y la ansiedad, sobre el sexo y estrés a 1.000 parejas en España reveló que el 70 por ciento de las relaciones sexuales bajo los efectos del estrés “son poco o nada satisfactorias”, según cd.

Consejos para reducir el estrés
Si hemos detectado ante una situación de estrés, lo mejor ahora es aplicar una serie de consejos para reducirlo.

Según Rodríguez, “existen muchas actividades que nos protegen contra el estrés negativo, por ejemplo, el deporte con moderación y tener hobbies y dedicarles tiempo”.

“El buen uso del ocio para compartirlo con las personas que tenemos cerca y a las que queremos es otra filosofía (nórdica) que también ayuda a reducirlo”, recuerda San Martín.

Asimismo es importante, “tener un descanso eficaz y efectivo. Dormir con calidad y en cantidad significa que tendremos un sueño reparador y recuperaremos nuestra energía y vitalidad”, destaca San Martín.

A estas opciones la experta también añade la realización de otras actividades como la meditación que “ayuda a concentrarnos y a alejar pensamientos negativos”, y la respiración, “que sirve como elemento fundamental para combatir el estrés, siempre que se realice con una técnica que nos permita la respiración abdominal y relajar el cuerpo”.

Relajación muscular

La relajación muscular progresiva consiste en tensar y relajar sistemáticamente los músculos del cuerpo. Esta técnica meditativa requiere algo de tiempo, así que procura realizarla sin prisa alguna, según et.

Acuétate boca arriba en una superficie cómoda, con brazos y pies estirados y las manos volteadas hacia arriba. Cierra los ojos y respira profundamente para eliminar la tensión. Cuando te sientas listo, enfoca toda tu atención en los dedos de tus pies. Contráelos lo más que puedas y cuenta hasta diez, y después, relaja. Haz lo mismo con cada parte de tu cuerpo: tus tobillos, tendones, muslos, cadera, abdomen, pecho, manos, brazos, cuello, cara…

Concéntrate en la sensación que permanece después de contraer y relajar cada músculo del cuerpo. ¡Te sentirás como nuevo al finalizar!

Muy Importante: Consulte siempre a su médico para conocer los detalles concretos de su perfil y si es aconsejable o no para usted.

Este artículo es el resultado de información compilada en la red, de la fuente o fuentes señalas, y que considero interesante compartir con los seguidores de esta sección, por su alto interés divulgativo.

Autor

Ana González

La profesora Ana González es experta en atención temprana por la Universidad Antonio de Nebrija e instructora de Yoga Federada, especialista en yoga infantil. Creadora del método Anamaste Yoga.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Expertos
Ana González

La profesora Ana González es experta en atención temprana por la Universidad Antonio de Nebrija e instructora de Yoga Federada, especialista en yoga infantil. Creadora del método Anamaste Yoga.

Lo más leído