Anamaste

¡Con esta postura de yoga aumentarás tu energía sexual!

Palabras que sanan el alma:«Es necesario ayudar a otros, no en nuestras oraciones, sino en nuestras vidas diarias»: Dalai Lama

En el vídeo tienes las posturas de yoga perfectas para que recuperes todo el fuego en tus relaciones sexuales.

Cómo el yoga nos ayuda a disfrutar más del sexo

Sí, es bien conocido que practicar yoga nos ayuda a aumentar la flexibilidad, mejorar la respiración y la capacidad pulmonar. Todos estos beneficios, si los aplicamos a la práctica del sexo, pueden también ayudarnos en muchos aspectos diferentes:

* Mayor flexibilidad y resistencia: las posturas de yoga trabajan especialmente la flexibilidad y la fuerza, lo que hará que tu resistencia durante tus encuentros sexuales sea más prolongada y que tu cuerpo fluya más fácilmente con el de tu pareja, según ob.

* Mejora la circulación: los problemas cardiovasculares también pueden ser grandes enemigos del sexo, especialmente en el caso de los hombres. Las posiciones invertidas de yoga mejoran de forma exponencial la circulación sanguínea, lo que se puede traducir en una mayor vascularización de las zonas genitales, lo que a su vez mejora la erección masculina y, por ende, el disfrute sexual

* Elimina tus bloqueos emocionales: la práctica del yoga, el pranayama (control de la respiración), la meditación… Todo ello te ayudará a enfrentarte a esas situaciones y liberarte de ellas, desbloqueando tu mente, tu cuerpo y tu libido.

* Aumenta tu energía a todos los niveles: uno de los grandes beneficios de la práctica del yoga es el aumento de la energía vital, algo que empezarás a notar rápidamente desde el inicio de la práctica y que también te ayudará a mejorar tu libido.

* Te hará sentir mejor contigo misma: si los complejos físicos te impiden disfrutar del sexo al 100%, la práctica del yoga te hará sentir mejor, ya que con ella irás mejorando tu aspecto físico genera, tonificando y estilizando tu figura. Sin embargo, el mayor cambio lo notarás al sentir que reconectas con tu cuerpo, aprenderás a habitarlo mejor, a respetarlo y a quererlo.

* Ganarás mayor conexión con tu pareja: la práctica del yoga también promueve una mentalidad más abierta. Empatía, respeto, comunicación y compasión son algunos de los principios que promueve la filosofía yóguica, algo que también podrás aplicar a las relaciones sexuales con tu pareja.

* Te relajarás más fácilmente: tanto la meditación inicial como la relajación final (o Savasana) de cada clase te permitirá aprender a bajar el ritmo, a escuchar a tu cuerpo y a cambiar el estrés por un estado de bienestar y buen humor que te predispondrán mejor al disfrute sexual.

* Ganarás fuerza en el suelo pélvico: la falta de tono en el suelo pélvico es uno de los hándicaps para muchas mujeres a la hora de practicar sexo. El trabajo de los bandhas (o “cierres energéticos”) que se realiza en yoga ayuda a tonificar profundamente la musculatura del abdomen, lo que libra de carga al suelo pélvico y previene y mejora patologías como la incontinencia.

Muy Importante: Consulte siempre a su médico para conocer los detalles concretos de su perfil y si es aconsejable o no para usted.

Este artículo es el resultado de información compilada en la red, de la fuente o fuentes señalas, y que considero interesante compartir con los seguidores de esta sección, por su alto interés divulgativo.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído