Anamasteyoga

Ni una ampolla más cuando salgo a correr… ¡Tips!

Ni una ampolla más cuando salgo a correr... ¡Tips!
Ampolla YT

Palabras que sanan el alma: «Las raíces de toda bondad se encuentran en el suelo de apreciación» Dalai Lama

Correr es un proceso complejo y coordinado que involucra a todo el cuerpo. Cada ser humano corre de una manera diferente, pero ciertos aspectos generales de los movimientos de la carrera son comunes.

Las carreras a pie son competiciones de atletismo para determinar cuál de los competidores corre determinada distancia en el menor tiempo. Existen campeonatos mundiales de carreras a pie, entre ellos los Juegos Olímpicos y el Campeonato Mundial de Atletismo, según wp.

Una ampolla (del lat. ampulla, era, en la antigua Roma, ‘un pequeño frasco o botella casi globular, con dos asas’) o una inflamación en la piel o bien una flictena o bambolla es un mecanismo de defensa del cuerpo humano consistente en una lesión elevada, palpable y circunscrita, llena de líquido linfático y otros fluidos corporales, que se forma en la epidermis. Esta lesión se forma para proteger el tejido tegumentario interior, el desprendimiento o la elevación principal de la ampolla es la primera capa de la piel; conocida esta como la epidermis. Se conocen técnicamente con el nombre de ampollas o bulas si son mayores a 0,5 cm de diámetro y como vesículas o flictenas . Puede producirse como reacción a quemaduras o fricción y ayuda a reparar el daño producido en la piel. Las ampollas figuran entre las eflorescencias primarias, según wp.

1. Las zapatillas
Si vas a empezar a correr, ya habrás oído que las zapatillas de running son una parte fundamental del equipamiento del runner. No valen cualquiera, ya que contar con unas buenas o malas zapatillas puede influir enormemente en nuestras lesiones y en nuestro entrenamiento.

Una de las cosas en las que tienes que fijarte bien para que no te salgan ampollas es que las zapatillas se adapten bien a tu pie. No tienen que bailarte ni tampoco que apretarte mucho. Para que te hagas una idea, lo idea es que haya un dedo de distancia entre la zapatilla y tu dedo más largo. Otra cuestión a tener en cuenta es que unas zapatillas no valen para toda la vida, sino que hay que cambiarlas de forma regular. De lo contrario, creamos ciertos puntos dolorosos que no podremos aliviar si no nos cambiamos de zapatilla.

Por último, te recomendamos que no utilices las zapatillas nuevas para correr en una carrera. Antes de hacer grandes distancias, póntelas para acostumbrar a tu pie, de lo contrario, podrían salirte ampollas, según gf.

2. Los calcetines
Puede que hayas pensado en la importancia de las zapatillas pero no de los calcetines de running, y es que, a pesar de que apenas los tenemos en cuenta, los calcetines son fundamentales a la hora de evitar las ampollas al correr. Es importante que los calcetines que elijamos se adapten perfectamente a nuestro piel y que no sean muy gordos, ya que cuanto más gruesos más se arrugan, y esto puede llevar a una rozadura.

Del mismo modo que te aconsejábamos que no utilices unas zapatillas nuevas para un evento o carrera, tampoco deberás hacerlo con los calcetines. Usarlos antes será fundamental para darle tiempo al calcetín a que se adapte a la forma del pie.

3. Los pies
Cuidar tus pies para correr es esencial, pues uno de los que más sufren. No te olvides de ellos, y no creas que las pedicuras o cremas son solo para tener mejor aspecto, también sirven para fortalecer la piel y prevenir ampollas.

A la hora de correr, intenta mantener los pies secos. Y si tienes zonas donde sueles tener dolor o rozaduras, será bueno que uses una de esas bandas de gel para evitar rozaduras. También puedes ponerte alguna crema reparadora después para relajar la piel de pie.

Muy Importante: Consulte siempre a su médico para conocer los detalles concretos de su perfil y si es aconsejable o no para usted.

Este artículo es el resultado de información compilada en la red, de la fuente o fuentes señalas, y que considero interesante compartir con los seguidores de esta sección, por su alto interés divulgativo.

Autor

Ana González

La profesora Ana González es experta en atención temprana por la Universidad Antonio de Nebrija e instructora de Yoga Federada, especialista en yoga infantil. Creadora del método Anamaste Yoga.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Expertos
Ana González

La profesora Ana González es experta en atención temprana por la Universidad Antonio de Nebrija e instructora de Yoga Federada, especialista en yoga infantil. Creadora del método Anamaste Yoga.

Lo más leído