Anamasteyoga

Así se lee la información nutricional de los envases ¡Que no te la peguen!

Palabras que sanan el alma: «Las raíces de toda bondad se encuentran en el suelo de apreciación» Dalai Lama

La etiqueta nutricional de un producto nos aporta información sobre su composición, tanto por ración como por 100 gramos del mismo. En esta etiqueta nutricional encontramos la cantidad de macronutrientes y micronutrientes que contiene el producto y su aporte calórico, además del porcentaje que nos aporta para nuestra ingesta diaria total.

A través de la etiqueta nutricional podemos conocer cuál es la cantidad de hidratos de carbono, proteínas y grasas que contiene ese producto en concreto. Comparando esas tres cantidades podemos ver si un producto es alto en grasas o en proteínas, por ejemplo.

Algunas de las cosas en las que merece la pena que nos fijemos en la etiqueta nutricional: por un lado, debajo de la cantidad de hidratos de carbono aparece también la cantidad de azúcares que contiene el producto. Esto nos da una idea del aporte total de azúcares, pero no sabemos si se trata de azúcares naturalmente presentes en los ingredientes que lo componen o si son añadidos: para saber esto, tendremos que acudir al listado de ingredientes.

Por otro lado, la etiqueta nutricional desde hace poco también nos informa de la cantidad de grasas saturadas que podemos encontrar en el producto en cuestión.

La etiqueta nutricional nos puede ser de mucha ayuda a la hora de comparar la composición de dos productos diferentes y ver con cuál nos quedamos: podemos evaluar cuál de los dos contiene menos azúcares o grasas de mejor calidad, y así optar por uno o por otro.

¿Cómo se lee el listado de ingredientes?

El listado de ingredientes, que muchas veces pasamos por alto fijándonos solo en la etiqueta nutricional, nos aporta mucha información valiosa sobre la composición del producto que tenemos en nuestras manos. Personalmente, creo que es más interesante incluso y bastante más claro que la etiqueta nutricional, según vt.

Lo primero que tenemos que saber es que los ingredientes que aparecen en el listado llevan un orden determinado: los que tienen una mayor presencia en el producto aparecen al principio. Así, el primer ingrediente que vemos en el listado es el que contiene en mayor cantidad. Si estamos intentando comer de una manera saludable y el primer ingrediente que encontramos es el azúcar o una harina refinada, podemos buscar una alternativa mejor.

El listado de ingredientes es esclarecedor a la hora de saber si ese producto contiene azúcares añadidos (que pueden aparecer bajo los distintos nombres del azúcar) o si contiene grasas vegetales de baja calidad (que también tienen diferentes nombres). Estos datos no tienen por qué aparecer en la etiqueta nutricional, pero sí en el listado de ingredientes.

También es interesante en el caso de que tengamos algún tipo de alergia o intolerancia alimentaria, ya que allí podemos encontrar todos los ingredientes que conforman el producto y un apartado especial para los alérgenos.

Muy Importante: Consulte siempre a su médico para conocer los detalles concretos de su perfil y si es aconsejable o no para usted.

Este artículo es el resultado de información compilada en la red, de la fuente o fuentes señalas, y que considero interesante compartir con los seguidores de esta sección, por su alto interés divulgativo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído