AMOR EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS

Tu relación sentimental, en peligro por el coronavirus: la explicación psicológica

"Es posible que en los primeros días se exageren, recrudezcan y extremen las emociones"

Tu relación sentimental, en peligro por el coronavirus: la explicación psicológica

Pese a que el coronavirus es causante de una enfermedad respiratoria, las consecuencias económicas, sociales y humanas que acarreará (ya lo hace en la actualidad) son tan desmesuradas que a día de hoy es complicado cuantificarlas. Tal y como apunta a Periodista Digital Teresa Salgado, psicóloga licenciada por la Universidad Complutense (Madrid) y colegiada en el Colegio de Psicólogos de Madrid con más de 12 años de experiencia profesional acompañando a parejas en terapia, estamos ante «algo nuevo para nuestra generación», un asunto cuyos’ daños colaterales’ en lo que se refiere al amor y a la pareja no debemos pasar por alto.

La cuarentena forzosa y su subsecuente confinamiento nos obliga a convivir sin excepciones con nuestra pareja (si es que la tenemos) y los frutos de esta coyuntura (que además se ubica en el período que en Estados Unidos denominan ‘época de divorcios’) pueden ser catastróficos o formidables «en función de la actitud que decidamos tomar y cómo queramos verlo».

Salgado llama a la calma, subrayando que «de toda crisis se sacan aprendizajes» y recomendando «no dejarnos llevar por el miedo y por el radicalismo» inicial:

«Cuando hay un cambio, la mente y el cuerpo humano necesitan un período de adaptación y, en este caso, con la precipitación de los acontecimientos y la consecuente reclusión, se prevé que todos lo necesitaremos para integrar otras rutinas, hábitos, espacios. Es posible que en estos primeros tres-cuatro días se exageren, recrudezcan y extremen las emociones«.

Sin olvidar la importancia de «vigilar los vínculos y el autocuidado», la experta aconseja llegar a «acuerdos con la otra persona para tener momentos de intimidad» que son evidentemente imperiosos para evitar lo ocurrido en la ciudad china de Xi’an, donde según desveló el diario Global Times, se registró un récord histórico de solicitudes de divorcio:

«A causa de la epidemia, muchas parejas han estado juntas en casa durante más de un mes, lo que sacó a la superficie conflictos que permanecían escondidos», en palabras de un funcionario local.

Pese a que muchas de aquellas separaciones terminaron por ‘paralizarse’, es trascendental «valorar lo que tenemos» en el presente:

«Con una relación sana y una buena gestión de conflicto, esto no es más que poner en práctica lo que ya tenemos. Hemos de tener buenas bases a nivel emocional y sexual, porque, en caso contrario, podrían destaparse esas ‘grietas’, que ya existían, pero maquillábamos (…) es una excelente oportunidad para cuidar ese vínculo y ser agradecidos», añade Teresa.

Por todo ello y, con el fin de favorecer en la medida de lo posible una cohabitación agradable y amena, invita a «cuidar los tiempos, los espacios, la alimentación, procurar hacer ejercicio físico, meditar, leer, ver películas, darse masajes, ofrecer espacios de escucha y comunicación y desarrollar nuestra creatividad y respeto».

Autor

Carla Calvo

Periodista y Comunicadora Audiovisual por la URJC. Redactora de lifestyle, corazón y eventos en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído