Cientos de personas permanecen atrapadas entre los escombros en Katmandú

Un tremendo terremoto sacude Nepal, provoca avalanchas en el Everest y causa miles muertos

Las avalanchas de hielo y nieve tras el temblor, matan al menos a 17 escaladores en el Everest

El seismo también ha afectado a la India, Pakistán, Bangladesh

El terremoto de Nepal, de una fuerza de 7,8 grados en la escala Richter, es ya el más mortal desde el temblor en Haití en 2010.

Al menos 1.805 personas han muerto este sábado en la capital, Katmandú, y otras zonas del país, según un nuevo balance oficial de víctimas confirmado por el Ministerio del Interior. El número de heridos es de más de 4.718.

Más de la mitad de los muertos son del valle del Katmandú. El epicentro se situó a 50 kilómetros al este de la capital.

Las comunicaciones están colapsadas y hacen temer una catástrofe humanitaria en un país con 28 millones de habitantes. Es el peor seísmo en Nepal desde 1934, cuando murieron 8.500 personas.

La fuerte sacudida se ha dejado sentir también en los vecinos Pakistán y, especialmente, en la India, incluso ha llegado a notarse en la capital Nueva Delhi.

El Ministerio del Interior indio ha confirmado la muerte de al menos 36 personas en el norte del país. En China, 12, sobre todo en la zona del Tíbet. Y cuatro en Bangladesh.

El temblor ha originado avalanchas en las cordilleras del país montañoso. Un alud ha sepultado parte del campo base del Everest, donde aguardaban más de un millar de montañeros el comienzo de la temporada. Al menos diez personas han perdido la vida.

El balance incluye alpinistas extranjeros, aunque no hay ningún español. Los dos españoles que se encontraban allí han resultado ilesos.

Se calcula que hay cerca de 300.000 turistas en todo el país, atraídos por la temporada de alpinismo. Las autoridades están desbordadas por las llamadas de amigos y familiares.

El derrumbe de edificios ha sido generalizado en Nepal, especialmente en Katmandú. Los cuerpos han quedado atrapados entre los escombros, sobre todo en el casco histórico. Una de las principales atracciones turísticas de la capital nepalí, la Torre Bhimsen o Dharahara, erigida en el siglo XIX, ha quedado demolida hasta los cimientos.

La cercanía del epicentro con varias ciudades nepalíes como Lamjung (a 35 kilómetros), Pokhara (a 75 kilómetros) o Katmandú (a 77 kilómetros) ha resultado mortal. La cifra de víctimas no para de aumentar con cada comparecencia de las autoridades.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído