Podrían ser los objetivos de un eventual lanzamiento de sondas en miniatura

Los científicos buscan planetas habitables en el sistema Alfa Centauri

Allí se ha descubierto recientemente Próxima b, muy parecido a la Tierra

ESO ha asegurado que los citados planetas podrían ser los objetivos de un eventual lanzamiento de sondas en miniatura por parte de la iniciativa Breakthrough Starshot.

En concreto, el acuerdo ha sido suscrito por el director general de ESO, Tim de Zeeuw, y el presidente de la fundación Breakthrough Prize Foundation y director ejecutivo de Breakthrough Initiatives, Pete Worden.

En relación con el acuerdo, el organismo europeo ha explicado que prevé fondos para el instrumento VISIR (VLT Imager and Spectrometer for mid-Infrared, instrumento del VLT para hacer imagen y espectrometría en el infrarrojo medio), instalado en el VLT (Very Large Telescope) de ESO, que se modificará para potenciar de forma importante su capacidad de búsqueda de planetas potencialmente habitables alrededor de Alfa Centauri, el sistema estelar más cercano a la Tierra.

Asimismo, el acuerdo prevé también tiempo de telescopio para llevar a cabo un programa de búsqueda muy preciso en el año 2019. «El descubrimiento en 2016 de un planeta, Próxima b, alrededor de Próxima Centauri, la tercera estrella (y la más débil) del sistema Alfa Centauri, añade aún más ímpetu a esta búsqueda», ha apostillado.
Sondas ultrarrápidas ‘nanocraft’

En este sentido, ha recordado que conocer la ubicación de los exoplanetas más cercanos es el «primordial interés» para Breakthrough Starshot, un programa de investigación e ingeniería lanzado en abril de 2016, que pretende poner a prueba los ‘nanocraft’, pequeñas sondas ultrarrápidas impulsadas por luz, sentando así las bases para el primer lanzamiento a Alfa Centauri dentro de una generación.

El instrumento de infrarrojo medio VISIR, instalado en el VLT, ha indicado que proporcionaría esta capacidad si su calidad de imagen fuera mejorada considerablemente utilizando la óptica adaptativa y si se adaptase para emplear una técnica llamada coronografía, que permite reducir la luz estelar y así revelar la posible señal de potenciales planetas terrestres. Breakthrough Initiatives se hará cargo de gran parte del coste de las tecnologías y los desarrollos necesarios para el experimento y ESO proporcionará las capacidades de observación y el tiempo.

El nuevo hardware incluye un módulo de instrumento contratado a Kampf Telescope Optics (KTO, Múnich), que albergará el sensor de frente de onda, y un nuevo dispositivo de calibración del detector. Además, hay planes para desarrollar un nuevo coronógrafo junto con la Universidad de Lieja (Bélgica) y la Universidad de Uppsala (Suecia), según ha añadido.
E-ELT (European Extremely Large Telescope)

En este contexto, ha señalado que detectar y estudiar planetas potencialmente habitables orbitando alrededor de otras estrellas será uno de los principales objetivos científicos del futuro E-ELT (European Extremely Large Telescope). «Aunque el tamaño del E-ELT será esencial para obtener una imagen de un planeta a grandes distancias en la Vía Láctea, la capacidad colectora de luz del VLT es apenas suficiente para ver un planeta alrededor de la estrella más cercana, Alfa Centauri», ha remarcado.

Por último, ha manifestado que los desarrollos de VISIR también serán «beneficiosos» para el futuro instrumento METIS, que se instalará en el E-ELT, ya que el conocimiento adquirido y la prueba de concepto serán directamente transferibles. «El enorme tamaño del E-ELT debería permitir a METIS detectar y estudiar, de haberlos, exoplanetas del tamaño de Marte orbitando Alfa Centauri, así como otros planetas potencialmente habitables alrededor de otras estrellas cercanas», ha concluido.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído