Las teorías de la física moderna dan por sentado su existencia

Los universos paralelos ‘reales’ no se parecerían en nada a los que nos muestran las películas y las series

Universos paralelos e incluso dimensiones que existen simultáneamente

Los científicos creen que al igual que nuestro universo se creó hace trece mil millones de años por una reacción de partículas elementales, esa misma reacción pudo dar origen a otros posibles universos paralelos e incluso a dimensiones que existen simultáneamente en nuestro propio universo.

Además, teniendo en cuenta las infinitas combinaciones posibles entre la materia, tiempo y espacio, estos universos paralelos, serían totalmente posibles, en base a los cálculos contemplados en las hipótesis vigentes. A lo que hay que sumar la teoría de expansión de universos que lleva igualmente a la réplica de un nuevo universo paralelo.

Rizando el rizo, podríamos incluso poner sobre la mesa, al llamado universo burbuja, donde un universo contiene a otro paralelo, pero nunca llegan a entrar en contacto, dado se encuentran en dimensiones diferentes. O incluso, la ecuación del campo de Einstein que nos lleva a un universo espejo del nuestro.

Por su parte, las nuevas tecnologías nos han permitido conocer sorprendentes componentes de la materia a nivel de las partículas subatómicas, como los quarks, neutrinos y leptones, lo que nos debería hacer reflexionar sobre la posibilidad de que esos universos paralelos, puedan estar regidos por leyes físicas distintas a las de nuestro universo conocido.

Los trabajos y evolución en el campo de la física cuántica, han conducido a los expertos a una teoría unificada o teoría cuántica de la gravedad, que junto a la teoría de cuerdas, arrojan luz sobre la existencia de estos inquietantes universos paralelos, que conforman un multiverso.

Lo cierto es que la ciencia ficción lleva años sintiéndose atraída por estas ideas, pero su visión e interpretación de la realidad numérica de estos postulados, dista mucho de la verdad, y obedece más a la fantástica creatividad de los guionistas.

Simplemente sería imposible viajar entre esos universos paralelos, de la forma que nos muestran y plantean las series de televisión y las películas, tanto clásicas como modernas, o por lo menos, lo sería, con nuestra tecnología y conocimientos actuales.
Casi todas cometen el mismo error, dar por sentado que ni el tiempo,la materia, ni el espacio se verían afectados, en ese maravilloso y arriesgado viaje.

La posibilidad de que todos tengamos un clon en otro universo, con una vida paralela, pero distinta a la nuestra, nos atrae como la miel a las hormigas, pero; ¿qué sentido tendría entrar en contacto con ese otro, u otros yo, de múltiples dimensiones?, ¿qué peligros tendría para nuestro yo conocido?. Lo cierto es que las respuestas a estas preguntas entran más en el ámbito de la metafísica que en el de la propia ciencia, por lo que a buen seguro, seguirán siendo objeto de deliciosas películas, series de televisión y novelas, en décadas venideras, tal y como lo han sido hasta la fecha.
La existencia de esos universos paralelos parece indiscutible en base a la realidad numérica de las ecuaciones de los físicos, pero la interacción y comprensión de los mismos, supone una paso de gigante todavía, para nuestro humilde conocimiento actual.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído