EL HOMBRE Y EL UNIVERSO

Las aterradoras predicciones de Stephen Hawking

El científico sostenía que es crucial establecer colonias en Marte y la Luna y llevar allí una versión contemporánea del Arca de Noé de plantas, animales, hongos e insectos para comenzar a crear un nuevo mundo en estos planetas.

El pasado 14 de marzo de 2018, una de las mentes científicas más destacadas del siglo XX, dejó este plano terrenal para convertirse en una estrella brillante en el cielo.

A continuación te contamos algunas curiosidades sobre Stephen Hawking.

  • La esclerosis lateral amiotrófica lo postró en una silla desde muy joven
    A los 22 años de edad, comenzó a sufrir los estragos de un tipo de Esclerosis Lateral Amiotrófica, una enfermedad neurodegenerativa que fue paralizando su cuerpo poco a poco, pero que no frenó su gran mente. Aunque su esperanza de vida era de entre dos y tres años, desafió todo pronóstico y continuó creando ciencia por más de 5 décadas.
  • A los 23 años comenzó a utilizar un sintetizador para hablar
    Perdió la voz tras ser sometido a una traqueotomía derivada de una neumonía, por lo que se vio obligado a utilizar un sintetizador para comunicarse. En diferentes ocasiones con gran humor declaró que no cambiaba la voz de su sintetizador porque no encontraba una que le gustara más y porque, después de tanto tiempo, ya estaba acostumbrado a ella.
  • Estuvo casado dos veces
    Conoció a su primera esposa Jane Wilde casi al mismo tiempo que se le detectó la enfermedad (1964) y tuvo tres hijos: Lucy Hawking, Tim Hawking y Robert Hawking. En 1990 se separó de su esposa y se mudó con Elaine Mason, una de las enfermeras que lo cuidaban en casa. Contrajo matrimonio con ella 5 años más tarde.
  • Poseía el mismo coeficiente intelectual que Albert Einstein
    Poseía un coeficiente intelectual de 160, misma cantidad que Albert Einstein. Se estima que los adultos promedio cuentan con un coeficiente de 100 puntos. Aunque no encabeza la lista de los genios con los puntajes más altos, sus teorías sobre el universo lo posicionaron en la cúspide de la ciencia.
  • Fue galardonado con múltiples distinciones
    Contaba con 12 doctorados Honoris Causa, recibió la Orden del Imperio Británico, el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia y la Medalla Copley. De igual forma, pertenecía a la Real Sociedad de Londres, la Academia Pontificia de la Ciencias y a la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU. Obtuvo la “Medalla de oro de la Real Sociedad Astronómica” considerada como el más alto galardón de honor
  • Nunca ganó un Premio Nobel
    Para ser galardonado con esta distinción, la Real Academia de Ciencias de Suecia, creada en 1985, demanda que las teorías puedan ser comprobadas y sustentadas con hechos. Aunque cientos de distinguidos científicos apoyan sus hipótesis, aún no existe la tecnología suficiente para comprobarlas.
  • Apareció en diferentes comedias en TV
    Su sentido del humor siempre fue muy valorado por la industria del entretenimiento, por lo que se ganó la oportunidad de participar en diferentes programas de comedia. En ellos, buscaba que una audiencia más grande se interesara por la ciencia; tuvo participaciones en los ‘Los Simpsons’, ‘The Big Bang Theory’ e inclusive, formó parte de varios videos musicales y conciertos, siendo el más destacado con la banda británica Pink Floyd.
  • Su silla fue creada por Intel
    Estar postrado a una silla no le impidió exponer las brillantes ideas que pasaban por su mente gracias a una asiento especial creado por la compañía estadounidense Intel. Con ella, tenía la capacidad de seleccionar letras y palabras gracias a un algoritmo de texto predictivo, navegar por Internet y realizar videollamadas.
  • Disfrutaba escribiendo
    Su pasión y entrega por la divulgación científica lo llevaron a escribir diferentes libros: desde artículos académicos hasta infantiles. Estos últimos, fueron una secuencia de ejemplares escritos en colaboración con su hija Lucy Hawking que hablan sobre aventura y cosmología de una manera divertida y sencilla. El primer tomo lleva por nombre ‘La clave secreta del universo’ y fue redactado en 2007.
  • Conoció a los últimos cuatro papas
    A pesar de que sus teorías se contraponían con la religión, además ser Ateo y de negar la existencia de Dios, fue recibido por los últimos cuatro papas en el vaticano y llevó la ciencia hasta el corazón de la iglesia católica. Además, fue miembro de la Pontificia Academia de la Ciencia, aunque es importante resaltar que la religión no es un criterio para ser otorgado con una membresía en dicha institución. Fue recibido por el papa Francisco(2016), Emérito Benedicto XVI(2008), San Juan Pablo II(1981) y Beato Pablo VI(1975).
  • Tuvo la oportunidad de comprobar la ingravidez
    El científico británico, quien estudiaba el fenómeno de la gravedad desde su silla de ruedas, tuvo la oportunidad de cumplir uno de sus más grandes sueños en 2007: la ingravidez. Pudo flotar durante cuatro minutos en total en el interior del Boeing 727, buscando promocionar las empresas privadas que ofrecen turismo espacial, ya que era un fiel creyente que debemos expandirnos en el universo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído