Ciencia Viral

Ya han hallado el 30% de materia bariónica perdida en el Universo

Ya han hallado el 30% de materia bariónica perdida en el Universo
Materia bariónica N+1

Investigadores de la Universidad de Colorado Boulder, EEUU, habrían hallado la última reserva de materia ordinaria ocultándose en el universo. La materia ordinaria, también llamada materia bariónica, conforma todos los objetos físicos existentes, desde las estrellas hasta los núcleos de los agujeros negros. Hasta hoy, sin embargo, los astrofísicos solo habían podido localizar cerca de dos tercios de la materia que la teoría predijo había sido creada por el Big Bang, según Daniel Meza, N+1.

En la nueva investigación, publicada en Nature, un equipo internacional logró observar con precisión la referida porción, hallándola en el espacio entre galaxias. Aquella materia perdida existe en filamentos de oxígeno en temperaturas de alrededor de un millón de grados Celsius, dijo el coautor del estudio, Michael Shull, en un comunicado. El trabajo fue liderado por Fabrizio Nicastro del Instituto Italiano de Astrofísica (INAF)—Observatorio Astronómico de Roma y el Centro Harvard-Smithsonian para la Astrofísica.

El hallazgo es un paso mayor en el campo de la astrofísica. “Este es uno de los pilares clave para probar la teoría del Big Bang: poder observar el hidrógeno, helio, y todos los elementos en la tabla periódica”, explicó Shull, del Departamento de Ciencias Astrofísicas y Planetarias (APS).

Antes, una salvedad: la materia ordinaria es muy distinta a la oscura. Esta última aun no ha sido observada, aunque se presume que un 10% está en las galaxias, y el 60% en las nubes difusas de gas entre las galaxias.

En el 2012, el equipo internacional de científicos predijo que el 30% de bariones perdidos podía estar en un patrón detectado en el espacio llamado el medio intergaláctico cálido-caliente (WHIM).

Para hallar los átomos perdidos en referida la región intergaláctica, el equipo colocó una serie de satélites en dirección a un cuásar llamado 1ES 1553 —un agujero negro al centro de la galaxia que consume y escupe inmensas cantidades de gas. “Es básicamente una luz muy brillante en el espacio”, dijo Shull.

Los científicos aprovecharon la radiación del cuásar atravesando el espacio, como un marino usando la luz de un faro a través de la niebla. Primero, empleando el Espectrógrafo de Orígenes Cósmicos del Telescopio Espacial Hubble, para hacerse una idea de dónde estos podrían hallar los bariones perdidos. Luego, divisaron aquellos bariones usando la Misión de Rayos Múltiples de Rayos X (XMM-Newton) de la Agencia Espacial Europea (ESA).

El equipo halló las huellas de oxígeno altamente ionizado reposando entre el cuásar y nuestro sistema solar (a una densidad lo suficientemente alta para, al extrapolarse al universo entero, pueda dar cuenta del 30% restante de la materia ordinaria).

El equipo sospecha que las galaxias y los cuásares expulsaron ese gas en el espacio profundo por miles de millones de años. Shull añadió que los investigadores deberán confirmar sus hallazgos colocando satélites al frente de cuásares más brillantes.

Recientemente, astrónomos han descubierto la radiogalaxia más distante hasta la fecha: existía al final de la era de la reionización. Además, hace unos días se supo que científicos pudieron observar la erupción producida por un agujero negro al desgarrar una estrella.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído