El satélite Aeolus se estrena con «prometedoras» mediciones del viento

El satélite Aeolus de la ESA ha mandado sus primeros resultados de medición de los vientos, tres semanas después de que fuese lanzado al espacio, lo que supone, para la ESA, «una hazaña realmente notable».

«El satélite ni siquiera ha estado en órbita un mes todavía, pero los resultados hasta ahora parecen extremadamente prometedores, mucho mejores de lo que nadie esperaba en esta etapa temprana», asegura la directora general del Centro Europeo de Pronósticos Meteorológicos a Medio Plazo (ECMWF), Florence Rabier, que insiste en que estos primeros resultados han «impresionado» a los científicos.

También el gerente de instrumentos de Aeolus, Denny Wernham, considera que estos primeros resultados son «realmente sorprendentes».

Según explica la científica de la misión Aeolus, Anne Grete Straume, estos primeros datos del viento que se muestran son de una órbita. En el perfil se aprecian vientos del este y del oeste a gran escala entre la superficie de la Tierra y la estratosfera inferior, incluidas las corrientes en chorro.

En particular, prosigue la investigadora, se pueden ver vientos fuertes, llamados vórtices polares estratosféricos, alrededor del Polo Sur, los cuales juegan un «papel importante» en el agotamiento de la capa de ozono sobre el Polo Sur en esta época del año.

MEJORA DE LA PREVISION METEOROLOGICA

El objetivo de Aeolus, que fue lanzado el pasado 23 de agosto desde la Guayana Francesa, es medir los vientos de todo el mundo, lo que desempeñará un papel clave a la hora de comprender el funcionamiento de la atmósfera terrestre. Además, esta novedosa misión también mejorará la previsión meteorológica. Se trata de la quinta misión en la familia de exploradores de la Tierra de la ESA, que abordan las cuestiones más urgentes de la ciencia de la Tierra de los últimos tiempos.

Según subraya el gerente del programa Earth Explorer de la ESA, Danilo Muzi, Aeolus cuenta con una tecnología láser revolucionaria para abordar uno de los principales déficits en el Sistema de Observación Global: la falta de mediciones directas del viento global.

Para solventar este problema, Aeolus proporcionará a los científicos la información necesaria para comprender cómo interactúan los vientos, la presión, la temperatura y la humedad.

La nueva misión revelará cómo el viento afecta al intercambio de temperatura y humedad entre la superficie terrestre y la atmósfera, dos aspectos importantes para entender el cambio climático.

El satélite transporta uno de los instrumentos más sofisticados nunca puestos en órbita: Aladin. Se trata de la primera sonda de su categoría en incluir una revolucionaria tecnología láser que genera pulsos de luz ultravioleta y los dirige hacia la atmósfera para elaborar un perfil de los vientos del planeta, un método completamente nuevo de medir el viento desde el espacio.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído