Universo

Así es el proyecto de la NASA para construir vehículos que inspeccionen las cuevas lunares

Así es el proyecto de la NASA para construir vehículos que inspeccionen las cuevas lunares
Vehículo de inspección de cuevas lunares N+1

Científicos estadounidenses planean desarrollar tecnologías para construir un robot capaz de explorar las profundidades en la superficie lunar. Tales formaciones son conocidas en la Tierra bajo el nombre de cráteres kársticos. Los detalles sobre el proyecto, implementado en colaboración con científicos del Centro de Investigación Ames y la empresa privada Astrobotic, se informan en el sitio web de la Universidad Carnegie Mellon, según recoge el autor original de este artículo Victor Román en N+1 y comparte Paula Dumas en Periodista Digital

Las superficies de los cuerpos con una atmósfera débil o ausente, como la Luna y Marte, están constantemente expuestas a los rayos cósmicos de alta energía, la cual es peligrosa para el ser humano a largo plazo. Una de las opciones propuestas para protegerse es el uso de cuevas. Se sabe que existen cavidades subsuperficiales naturales tanto en la Luna como en Marte, pero hasta ahora no se han estudiado detenidamente.

Todas las misiones de descenso interplanetarias pasadas utilizaban sondas estacionarias o ruedas de desplazamiento. Hoy en día hay varios proyectos en desarrollo, incluyendo el famoso helicóptero marciano y la aeronave Venus. Sin embargo, para el estudio de las cuevas extraterrestres se necesita un dispositivo de otro tipo, que pueda descender a los agujeros, evaluando de forma independiente la situación a su alrededor.

Proyecto Skylight
Para desarrollar un dispositivo de este tipo, la NASA eligió un equipo de la Universidad Carnegie Mellon, que tradicionalmente es fuerte en el campo de la tecnología de la información y la ingeniería. El proyecto será dirigido por el profesor Red Whittaker, quien se propone crear uno o más rovers de ruedas rápidos, que examinen a detalle las entradas a estas cavidades.

El proyecto llamado Skylight implica el aterrizaje de robots semiautónomos que puedan evaluar la situación de forma independiente y seleccionar automáticamente los objetivos para una investigación detallada. Según el borrador, funcionarán solo con luz solar, por lo que se apagarán cuando llegue la noche. De esta forma, la misión solo tendrá aproximadamente una semana para realizar trabajo activo.

Los robots tomarán muchas fotos que le permitirán restaurar la estructura tridimensional de los embudos en alta resolución utilizando métodos de fotogrametría. Sin embargo, sus capacidades limitadas requerirán una conexión permanente con la base, donde un poderoso transmisor estacionario enviará los datos recopilados a la Tierra.

La financiación para el proyecto se asignó a través del programa NIAC (NASA Innovative Advanced Concepts), que se creó para apoyar iniciativas con un alto riesgo de implementación, pero con resultados potencialmente valiosos. El grupo recibirá una subvención de dos millones de dólares por dos años. Si tienen éxito, por fin podemos estudiar esa misteriosa cueva de 50 kilómetros que fue descubierta hace 2 años.

Video: El vídeo que muestra como un meteorito se estrelló en la Luna durante el eclipse de ‘superluna de sangre’

Autor

Paula Dumas

Informar y entretener; periodismo del siglo XXI, actualidad y redes.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido