Este hipotético procedimiento, conocido como 'terraformación', genera gran escepticismo entre los científico

Elon Musk insiste en lanzar bombas atómicas sobre Marte para convertirlo en un planeta habitable

Elon Musk insiste en lanzar bombas atómicas sobre Marte para convertirlo en un planeta habitable

El fundador de Space X, Elon Musk, ha relanzado su propuesta de bombardear Marte con misiles nucleares para contribuir a su terraformación calentando la superficie del hoy gélido Planeta Rojo, según recoge ep y comparte Manuel Trujillo para Periodista Digital.

En su cuenta de Twitter, Musk difundió este 15 de agosto el escueto mensaje ‘Nuke Mars’, seguido de otro tuit con la imagen de unas camisetas con este eslogan. Incluso, ha colocado este lema como su foto de perfil.

Hace cuatro años, Musk participó en el programa de televisión estadounidense The Late Show With Stephen Colbert y discutió una estrategia para hacer que el planeta rojo sea más habitable: detonar bombas nucleares sobre sus polos.

Teóricamente, las explosiones vaporizarían una buena parte de las capas de hielo de Marte, liberando suficiente vapor de agua y dióxido de carbono (ambos potentes gases de efecto invernadero) para calentar el planeta sustancialmente.

Sin embargo, esta idea tropieza con el escepticismo de muchos científicos, que cuestionan no sólo la capacidad tecnológica de que el ser humano afronte una empresa así con la tecnología disponible, sino también la dimensión ética de intervenir en un planeta a ese nivel.

También hay reservas sobre la efectividad de la iniciativa. Un estudio de 2018 publicado en la prestigiosa revista Nature Astronomy concluyó que Marte no alberga suficiente CO2 hoy para lograr un calentamiento significativo.

«Como resultado, concluimos que la terraformación de Marte no es posible utilizando la tecnología actual», escribieron los investigadores, citados por Space.com.

Pero la opción nuclear podría ser peor que ineficaz, han dicho algunos científicos.

Es decir, podría ser contraproducente, dando paso a un «fenómeno conocido como ‘invierno nuclear’ [similar al impacto de un asteroide que mató a los dinosaurios], en el que se genera tanto polvo y partículas que literalmente bloquean una porción significativa de la luz solar entrante, enfriando el planeta», dijo el científico climático Michael Mann, de la Penn State University, a US News and World Report por correo electrónico en 2015.

Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído