Las nuevas evidencias demuestran que, contrario a lo que se pensaba, en núcleo no es estático

La ‘pista’ que desvela que el núcleo de la Tierra puede estar girando

Se prevé que el movimiento sea equivalente a 0,05 y 0,1 grados por año

La 'pista' que desvela que el núcleo de la Tierra puede estar girando
Núcleo de la Tierra PD

El mundo está cambiando.

El núcleo interno de la Tierra, según un estudio de la Universidad de Illinois (EEUU), estaría girando entre 0,05 y 0,1 grados por año.

La investigación deduce que algunas de las ondas sísmicas generadas por terremotos penetran a través del cuerpo de hierro situado bajo el límite del núcleo interno y varían con el paso del tiempo, algo que no sucedería si el núcleo interno fuera estacionario.

Los geólogos sospechan que el generador de campo magnético de la Tierra está estrechamente relacionado con los procesos dinámicos que ocurren cerca del área límite entre el núcleo interno y el núcleo externo.

Como las ondas refractadas cambian antes de que las ondas reflejadas reboten en el límite del núcleo interno, ello implicaría que los movimientos provienen del interior del mismo.

El hecho de que el campo magnético interno del planeta cambie lentamente, significa que la fuerza electromagnética responsable de empujar los núcleos interno y externo cambia con el tiempo, provocando así alteraciones en su rotación. 

Ondas sísmicas

Yi Yang, autor principal del estudio, explica que durante la investigación usaron una onda sísmica que no alcanzó el núcleo interno como onda de referencia en sus cálculos, lo que elimina mucha ambigüedad.

En el estudio, los investigadores presentan datos sísmicos de una variedad de ubicaciones geográficas y terremotos repetitivos, llamados dobletes, que ocurren en el mismo lugar a lo largo del tiempo.

«Tener datos de la misma ubicación pero en diferentes momentos nos permite diferenciar entre las señales sísmicas que cambian debido al movimiento y la rotación», explica Yi Yang.

La importancia de la investigación radica en que estudios anteriores analizaron un grupo relativamente pequeño de datos algo ambiguos, generados a partir de un método que depende en gran medida de la hora exacta, dijeron los investigadores.

«Lo que hace que nuestro análisis sea diferente es nuestro método preciso para determinar exactamente cuándo ocurren los cambios en las señales sísmicas y cuándo llegan a las diversas estaciones sísmicas en todo el mundo», dijo Yang.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído