Pioneer 10 envió su último mensaje el 22 de enero de 2003

El polémico mensaje que el astrónomo Carl Sagan envió a los extraterrestres

La sonsa espacial Pioneer 10 llevaba tallada toda la información clave para ‘presentar’ a los humanos

El polémico mensaje que el astrónomo Carl Sagan envió a los extraterrestres
Pioneer 10 PD

La NASA lanzó, el jueves 2 de marzo de 1972, la sonda espacial no tripulada Pioneer 10 desde Cabo Cañaveral, en Florida. Su destino era Júpiter y luego el borde de nuestro sistema solar.

El Pioneer 10 estaba hecha de aluminio cubierto en oro y lo que tenía tallado pretendía revelarle a la vida inteligente extraterrestre quiénes éramos y dónde estábamos.

Apenas tres meses antes de su lanzamiento, en diciembre de 1971, el astrónomo estadounidense Carl Sagan le había sugerido a su amigo y colega Frank Drake que trabajaran juntos en el diseño de un mensaje interestelar.

Tenía que comunicar los hechos de una manera directa e inequívoca. En este sentido, partieron de la premisa de que la ciencia y las matemáticas eran lenguajes universales, de manera que cualquier vida inteligente los comprenderían.

Se dedicaron primero a concebir la forma de comunicarles a los extraterrestres de dónde venía el mensaje, dado que «Planeta Tierra» no tiene sentido allá fuera.

Para indicarles a los extraterrestres dónde había sido lanzado el mensaje, los científicos crearon un mapa que mostraba la ubicación de 14 púlsares con respecto al Sol.

La belleza del diseño del diagrama radica en su precisión matemática y científica. Pero eso presentaba un problema: tenía que decidir cuántos detalles anatómicos incluir.

A pesar de que el albor de la década de 1970 estaba impregnado de amor libre y vida sin tanto complique, la corriente dominante en EEUU todavía era mojigata cuando se trataba de dibujos de mujeres desnudas.

Quienes más alzaron su voz fueron quienes pensaban que las figuras desnudas eran una forma de pornografía.

Sin que cesara el debate, la sonda despegó de Florida, con la placa firmemente adherida, y comenzó su largo viaje por el espacio.

Rápidamente se convirtió en la primera nave espacial en cruzar el cinturón de asteroides. En diciembre de 1973, antes de lo esperado, llegó a Júpiter e inmediatamente envió magníficas fotos en color de la superficie del planeta.

Después continuó su camino hacia el espacio exterior. Para el verano de 1983, la Placa de la Pioneer había pasado las órbitas de Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y Plutón.

El 13 de junio, llegó a la última frontera, el borde de nuestro sistema solar. Y la cruzó.

Pioneer 10 envió su último mensaje el 22 de enero de 2003, y nunca más se supo de ella.

La Placa de la Pioneer había revelado cuán difícil era capturar la variedad de la vida humana en un diagrama, por lo que en 1977 desarrollaron un mensaje más complejo llamado el Disco de oro de las Voyager.

Tenía saludos en 55 idiomas, 12 minutos de sonidos de la Tierra -como latidos del corazón humanos y lluvia cayendo-, música de Brahms y Chuck Berry, y en lugar de humanos desnudos, la NASA aceptó la imagen de una mujer embarazada.

Por supuesto, no sabemos si la Placa de la Pioneer ha sido vista por extraterrestres. Si es así, no han respondido.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído