CICLO SOLAR VEINTICINCO

El Sol comienza un nuevo ciclo: ¿Cómo nos afecta?

Se pueden producir auroras, tormentas geomagnéticas e interrupciones en los sistemas de comunicación y navegación

El Sol comienza un nuevo ciclo: ¿Cómo nos afecta?

El Sol registra cada once años un nuevo ciclo. Ahora, el ciclo solar 25 ha comenzado.

¿Cómo se sabe? Un patrón de manchas que aparecen y desaparecen en la superficie de la estrella, indicando su nivel de actividad.

El Sol lleva oficialmente nueve meses en esta etapa, según han indicado científicos de la NASA y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de EE.UU. De hecho apuntan que, probablemente, el nuevo ciclo será muy semejante al anterior -entre 2008 y 2019- que fue bastante tranquilo. Aún así indican que no significa que esté «exento de riesgos», señalan.

Un grupo de expertos de la NASA y la NOAA, anunció hace unos días que el mínimo solar tuvo lugar en diciembre de 2019, lo que indica el inicio de un nuevo ciclo solar. El Sol es muy variable y pueden pasar varios meses para declarar este evento. Por ese motivo lo han comunicado ahora.

Para rastrear el progreso del ciclo solar, los científicos utilizan manchas solares. Las manchas oscuras en el Sol están relacionadas con la actividad solar.

«A medida que salimos del mínimo solar y nos acercamos al máximo del ciclo 25, es importante recordar que la actividad solar nunca se detiene; cambia de forma a medida que oscila el péndulo», ha indicado Lika Guhathakurta, de la División de Heliofísica en la Sede de la NASA en Washington.

«Mantenemos un registro detallado de las pocas manchas solares diminutas que marcan el inicio y el surgimiento del nuevo ciclo», apunta Frédéric Clette, director del centro. «Estos son los diminutos heraldos de los futuros fuegos artificiales solares gigantes. Solo mediante el seguimiento de la tendencia general durante muchos meses podemos determinar el punto de inflexión entre dos ciclos«, señala.

Es importante saber de qué forma son los ciclos de actividad del Sol, ya que estos cambios pueden afectar a la Tierra. Aunque, normalmente, de forma muy leve y no somos conscientes de ellos. Se pueden producir auroras, tormentas geomagnéticas e interrupciones en los sistemas de comunicación y navegación, indican desde la NASA.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído