Aterrizar en Marte es extremadamente difícil y no permite tener un margen de error

Preocupación por el paracaídas de la ESA para Marte: sigue teniendo problemas

La secuencia completa desde la entrada atmosférica hasta el aterrizaje toma solo seis minutos

Preocupación por el paracaídas de la ESA para Marte: sigue teniendo problemas
Rosalind Franklin ExoMars PD

Un fallo en el paracaídas podrá convertir la expedición del Rosalind Franklin ExoMars en un desastre.

El sistema diseñado para trasladar con seguridad al rover a la superficie de Marte sigue dando problemas en las pruebas con elementos rediseñados, tras los dos ensayos fallidos del año pasado.

En un ensayo realizado en Oregon el 9 de noviembre, la extracción y desaceleración del gran paracaídas procedió como se esperaba, el vehículo de prueba aterrizó de manera segura y se recuperaron los paracaídas de prueba.

«Sin embargo, se produjeron algunos daños en el dosel (la tela desplegada), lo que apunta al proceso de inflación temprano como foco de mejoras adicionales», explica la ESA.

«Aterrizar en Marte es extremadamente difícil, sin margen de error», dice Francois Spoto, líder del equipo del programa ExoMars.

«La última prueba fue un buen paso adelante, pero aún no es el resultado perfecto que buscamos. Por lo tanto, utilizaremos los extensos datos de prueba que hemos adquirido para perfeccionar nuestro enfoque, planificar más pruebas y mantener el rumbo para nuestro lanzamiento en septiembre de 2022».

El rover Rosalind Franklin y la plataforma de superficie Kazachok están encapsulados dentro de un módulo de descenso que será transportado a Marte por un módulo portador.

El módulo de descenso está equipado con dos paracaídas, cada uno con su propio conducto piloto para extracción, para ayudar a reducir la velocidad antes de aterrizar en Marte.

Una vez que la resistencia atmosférica haya frenado el módulo de descenso de alrededor de 21.000 a 1.700 kilómetros por hora, se desplegará el primer paracaídas.

Unos 20 segundos después, a unos 400 kilómetros por hora, se abrirá el segundo paracaídas.

Después de la separación de los paracaídas a aproximadamente 1 kilómetro sobre el suelo, los motores de frenado se activarán para llevar de manera segura la plataforma de aterrizaje a la superficie de Marte.

La secuencia completa desde la entrada atmosférica hasta el aterrizaje toma solo seis minutos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído