La primera vez que llega algo así de una de las lunas de Júpiter

La NASA detecta una misteriosa señal de radio procedente de Ganimedes

En principio, creen los expertos que la señal no tiene origen alienígena, sino que "es más de una función natural"

La NASA detecta una misteriosa señal de radio procedente de Ganimedes
Ganimedes, una de las lunas de Júpiter. PD

Es una pregunta inevitable y el genial y ya fallecido de Stephen Hawking se la hacía con fcuencia: ¿Por qué la Vía Láctea no está llena de vida?

En una de sus muchas conferencias, titulada «La vida en el Universo» y cuyo texto íntegro aparece en su página web, Hawking presentaba la cuestión de esta forma:

«Me gustaría especular un poco sobre el desarrollo de la vida en el Universo y, en particular, sobre el desarrollo de la vida inteligente. Incluiré en ella a la raza humana, aunque una buena parte de su comportamiento a lo largo de la Historia ha sido bastante estúpido y no ha ido dirigido a favorecer la supervivencia de la especie».

El científico arrancaba su razonamiento preguntándose por la probabilidad de que la vida exista en otros lugares del Universo y, de ser así, cómo podría desarrollarse, tanto en el presente como en el futuro.

Pues el asunto se pone otra vez en primer plano, porque la sonda de la misión Juno de la NASA ha detectado por primera vez una señal de radio que procede de Ganimedes, una de las lunas de Júpiter.

Patrick Wiggins, uno de los embajadores de la agencia estadounidense en el estado de Utah, declaró que la señal no tiene origen alienígena, afirmando que «es más de una función natural».

La señal fue registrada durante solo 5 segundos, mientras el aparato se estaba desplazando a una velocidad de 50 kilómetros por segundo por la región polar de Júpiter, donde las líneas de su campo magnético se conectan con Ganimedes.

Medios locales recogen que el fenómeno fue provocado por electrones que oscilan a un ritmo menor del que giran, lo que provoca que amplifiquen ondas de radio muy rápidamente.

La sonda fue lanzada el 5 de agosto de 2011 y entró en la órbita de Júpiter el 4 de julio de 2016 para estudiar la formación y el desarrollo del planeta.

«Juno observará la gravedad y campos magnéticos de Júpiter, dinámica atmosférica y composición y evolución».

EL GIGANTESCO GANIMEDES

La gigante y esplendorosa Ganímedes, la luna más grande de Júpiter, posee la peculiaridad de mostrar dimensiones incluso mayores que algunos planetas del Sistema Solar

De no ser porque no gira alrededor del Sol sino del gigante gaseoso, podríamos considerarlo otro planeta más, pero hasta entonces, no dejará de ser un satélite natural:

  • ¿A qué distancia de Júpiter está Ganímedes?
    Desde Júpiter, Ganímedes se encuentra a 1070 millones de km y su orden dentro del sistema de lunas del planeta es el séptimo. Para dar una órbita completa alrededor del gigante gaseoso necesita aproximadamente unos 7 días.
  • La atmósfera de Ganímedes
    La atmósfera de Ganímedes tiene muy poca cantidad de oxígeno, factor que atenta contra el origen de la vida. Por otro lado, al igual que la Tierra y Júpiter, posee un tipo de evento atmosférico llamado magnetosfera, un escudo magnético que desvía el viento solar y las partículas cargadas de energía que de allí provienen.
  • El agua en Ganímedes
    La superficie de Ganímedes se forma por una gruesa capa de hielo. Se piensa que debajo de esta se esconde un océano de agua salada, al igual que ocurre con Europa. Los polos de Ganímedes están cubiertos por unos casquetes originados cuando el hielo interactúa con el plasma procedente del campo magnético.
  •  ¿Puede haber vida en Ganímedes?
    La vida en Ganímedes es altamente improbable, dado que sus temperaturas son extremadamente altas durante el día ―más de 80° C― y extremadamente bajas en la noche ―menos 190° C―. Aun así, dado que en la Tierra hay animales como los extremófilos, que sobreviven en condiciones muy duras, podría ser que algunos microorganismos nos sorprendan en futuras exploraciones.
  •  El paisaje en Ganímedes
    Si aterrizáramos en Ganímedes, el paisaje que veríamos sería muy accidentado. Aunque la superficie es de hielo, el lugar está lleno de abolladuras y formaciones rocosas dispuestas aleatoriamente. Hay terreno oscuro que es atravesado por cráteres e intrincados canales, todo lo cual obstaculizaría mucho el desplazamiento. Estas grietas parecen ser el resultado de los movimientos tectónicos al interior de la luna.
  •  ¿Hemos explorado ya Ganímedes?
    Aunque el Hombre aun no ha pisado Ganímedes, sí se han enviado muchos vuelos exploratorios. Entre ellos podemos mencionar: Pioneer 10 en 1973, Pioneer 11 en el 74, Voyager 1 y 2 en el 79, y la misión Galileo, que pasó muy cerca de la luna y pudo tomar valiosas imágenes durante su vuelo.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído