La investigación fue posible gracias al Experimento Climático y de Recuperación de Gravedad (GRACE)

Así está alterando el eje terrestre el cambio climático

La pérdida de agua en tierra firme y factores relacionados con la actividad humana están cambiando el movimiento de los polos norte y sur

Así está alterando el eje terrestre el cambio climático
El calentamiento global PD

El cambio climático está impactando con aún más fuerza de la que se prevé en el planeta.

La pérdida de agua en tierra firme por fusión del hielo y factores relacionados con la actividad humana están cambiando el movimiento de los polos norte y sur.

Los investigadores han podido determinar las causas de las derivaciones polares a partir de 2002 basándose en datos del Experimento Climático y de Recuperación de Gravedad (GRACE), una misión conjunta de la NASA y el Centro Aeroespacial Alemán, lanzada con satélites gemelos ese año y una misión de seguimiento. en 2018.

La misión recopiló información sobre cómo se distribuye la masa alrededor del planeta midiendo cambios desiguales en la gravedad en diferentes puntos.

Los estudios anteriores publicados sobre los datos de la misión GRACE revelaron algunas de las razones de los cambios de dirección posteriores.

Por ejemplo, la investigación ha determinado que los movimientos más recientes del Polo Norte lejos de Canadá y hacia Rusia son causados por factores como el hierro fundido en el núcleo exterior de la Tierra.

Otros cambios fueron causados en parte por lo que se llama cambio de almacenamiento de agua terrestre, el proceso por el cual toda el agua en la tierra, incluida el agua congelada en los glaciares y el agua subterránea almacenada debajo de nuestros continentes, se está perdiendo a través del deshielo y el bombeo de agua subterránea.

Los autores del nuevo estudio creían que esta pérdida de agua en la tierra contribuyó a los cambios en la deriva polar en las últimas dos décadas al cambiar la forma en que se distribuye la masa en todo el mundo. En particular, querían ver si también podía explicar los cambios que ocurrieron a mediados de la década de 1990.

En 1995, la dirección de la deriva polar cambió de sur a este. La velocidad promedio de deriva de 1995 a 2020 también aumentó alrededor de 17 veces con respecto a la velocidad promedio registrada de 1981 a 1995.

Ahora, los investigadores han encontrado una manera de retroceder en el tiempo el análisis moderno de seguimiento de polos para saber por qué ocurrió esta deriva. La nueva investigación calcula la pérdida total de agua terrestre en la década de 1990 antes de que comenzara la misión GRACE.

La selección de las mejores marcas de termómetros

TERMÓMETROS CLÍNICOS

Aquí encontrarás la oferta actualizada de estos dispositivos de salud

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído