CódigoXY

Un suceso espeluznante del que son protagonistas un pedófilo de 22 años y una niña de 12, y que ha tenido como escenario a la aldea de Novinka, cerca de San Petersburgo. Ambos están acusados de asesinato y canibalismo: cocinaron en una sartén a su compañero de piso de 21 años, tras haberle asestado la menor una cuchillada a su víctima mientras dormía. ([VÍDEO XXX] El caníbal drogadicto que se come a un niño de 7 años tras mutilarlo).

El Comité de Investigaciones de Rusia ha publicado ahora una dantesca grabación de la casa donde ocurrieron los hechos. ([VÍDEO] La 'caníbal' que se masturba desnuda y a lo loco en pleno parque).

La implicada, llamada Valeria, ha confesado a la policía el crimen, y ha contado que mutiló el cuerpo de la víctima con un hacha y cocinó algunos de los órganos en una sartén. Hicieron lo propio con la cabeza, solo que en esta ocasión utilizaron el horno. Luego se lo zamparon:

"El corazón era demasiado dulce, pero su cerebro resultó ser mucho más sabroso".

Narró además que le abrió el abdomen con un cuchillo porque "siempre quiso ver lo que había dentro", según da cuenta la agencia de noticias '47news.ru'.Resultado de imagen de Arkady Zverev.

El adulto acusado del asesinato, Arkady Zverev, -sobre quien pesa además la sospecha de participar en la desaparición de una niña, con la que también podría haber tenido una relación sentimental.-, explicó que él fue quien le dio la primera puñalada a Alexander Popovich, siguiendo la petición de su 'novia'.

Al tener menos de 14 años, la pequeña caníbal, que se había escapado de su casa con el mentado, "enamorada perdida", está siendo tratada por un psiquiatra en un centro de detención especial para niños.

Al parecer, el motivo del asesinato radica en que tenían problemas para cobrar el alquiler al joven de 21 años, quien compartía la vivienda en régimen de inquilino con los dos chalados de turno.

José María Rodríguez es redactor en Periodista Digital. @JMRMontero