CódigoXY
Sexo RS

Nuestras costumbres cambian y con ellas nuestos hábitos conductuales, incluidos los sexuales. (¡Aquí está la clave del sexo y del orgasmo femenino!)

Las sociedades actuales viven inmersas en estímulos de todo tipo. La capacidad de atención de los ciudadanos, sin embargo, se ha visto reducida. Todo está prácticamente en lo que dura echarse la mano al bolsillo para buscar el móvil. Internet lo ha cambiado todo, también en la manera de relacionarse, según ABC. Una investigación ha encontrado un vínculo entre la caída de las relaciones sexuales de las parejas en Reino Unido al uso excesivo de servicios digitales.( ¿Sabes cuáles son las 11 peores mentiras sobre el sexo que el porno le ha hecho creer a los hombres?)

Las distracciones de internet, el hecho de estar continuamente pendiente de las redes sociales y, en definitiva, la vida moderna y ocupada que llevan muchas personas han derivado en un menor deseo sexual entre parejas consolidadas. Esta conclusión proviene de la opinión de más de 34.000 personas en el Reino Unido, quienes participaron en un gran estudio llamado National Survey of Sexual Attitudes and Lifestyles (Natsal), que muestra que una caída en la frecuencia de la actividad sexual entre 2001 y 2012.

El descenso más acentuado se produce entre los mayores de 25 años y entre aquellos que viven en pareja desde hace tiempo. Hay dos momentos que marcan esta falta de apetito sexual, la introducción en 2007 del iPhone y la recesión mundial de 2008. De ahí que, según las interpretaciones de Kaye Wellings, una de las autoras de la investigación, el uso excesivo del teléfono puede suponer un freno a la hora de tener relaciones sexuales. «El límite entre el mundo público y la vida privada se está debilitando», apunta la experta en «The Guardian». «Llegas a casa y continúas trabajando, o continúas comprando, todo excepto hablar. No sientes cercanía cuando estás constantemente en el teléfono».

«Es interesante que los más afectados estén en la mediana edad, que los llamamos la generación sándwich», agrega. «Son hombres y mujeres que, habiendo formado sus familias en edades más adultas que generaciones anteriores, a menudo hacen malabarismos con el cuidado de los niños, el trabajo y las responsabilidades».

Los investigadores hallaron que menos de la mitad de los hombres y mujeres tienen relaciones sexuales al menos una vez por semana. En general, la proporción de mujeres con más de 10 encuentros en un mes ha pasado del 20,6% en 2001 al 13,2% en 2012. Entre los hombres, esa cifra pasó de 20.2% en 2001 a 14.4% en 2012.

Otra de las conclusiones a la que han llegado los investigadores va incluso más allá: en otros países como Estados Unidos, Japón o Finlandia se ha demostrado que también se practica menos el sexo. El estudio se hace eco de otra situación, la gente habla de boquilla porque gran parte de los entrevistados (el 51% de las mujeres y el 64% de hombres) aseguran que les gustaría tener más placer en sus vidas.