Ermita de San Antonio del Cerro (1744)

Ermita de San Antonio del Cerro (1744)

A 3 kms del segoviano pueblo de Navas de San Antonio (327 habitantes) se haya esta bella ermita rodeada de bosque hasta donde alcanza la vista. El pueblo en sí es anodino y no invita a entrar cuando se circula por la antigua carretera Madrid-La Coruña (N-VI). Pero no así la ermita, ideal para dedicar una mañana a pasear en plena naturaleza.

Hasta el siglo XVII Navas de San Antonio se denominaba Las Navas de Zarzuela del Monte, trastocando el nombre por el de su santo patrón, el religioso franciscano de origen portugués san Antonio de Padua, el cual tiene un santuario dentro de su término, que también se conoce como ermita de san Antonio del Cerro.

Llama especialmente la atención su fachada barroca construida en granito, y rematada en una esbelta espadaña de doble cuerpo.

El Ayuntamiento, la cofradía de San Antonio y el Proder Segovia-Sur están dedicando 260.000 euros al condicionamiento y mejora del entorno. El asfaltado del camino ya ha sido un avance importante, no sólo para turistas, sino para los ganaderos de la zona cuando salen en busca del ganado vacuno, pilar de la economía de la zona.

Navas de San Antonio, como muchos pueblos en la influencia de Madrid, está urbanizando un buen número de chalés adosados, probablemente destinados a segundas residencias de fin de semana.

También existe demanda de suelo industrial, ya que algunas empresas han demostrado interés en la zona. Los lugareños no entiende por qué poblaciones cercanas como Villacastín y El Espinar han crecido y evolucionado y en cambio Navas de Antonio no.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído