Iglesia de San Sebastián (Villacastín)

Iglesia de San Sebastián (Villacastín)

Iglesia de estilo herreriano que recuerda la obra de El Escorial. Tiene robustos contrafuertes. Generalmente se viene atribuyendo esta obra a fray Antonio de Villacastín, sin embargo por una simple constatación de fechas no es factible tal autoría, por cuanto el monje arquitecto de la orden Jerónima, contaba con una quincena de años en 1526 que es cuando se inicia la construcción de la «Catedral de la Sierra» como le gustaba en nombrar al Marques de Lozoya. La fachada oeste es clasicista. Tiene una torre de planta cuadrada aunque en proyecto debía tener dos. La puerta de acceso es de arco de medio punto con dobles columnas exentas y coronada con un nicho del titular y un pequeño frontón.

En su interior quedan recuerdos góticos del arquitecto Rodrigo Gil de Hontañón, quien fuera muy posiblemente su tracista, aunque no hay constatación escrita por haberse perdido el primer libro de fábrica de tan hermosa obra. Tiene planta de salón, típica de las iglesias de Castilla del siglo XVII con esbeltas naves que dan sensación de grandiosidad. El retablo mayor es muy valioso con esculturas y lienzos de Alonso de Herrera, renacentista. El coro alto se halla a los pies. Hay un órgano bastante bueno.

En el muro norte se encuentra una capilla cuadrada con los escudos de sus patronos el obispo Alonso de Mexía Tovar y familia. Tiene una magnífica reja. Hay un púlpito con las figuras de los evangelistas en yeso policromado, obra muy original.

VILLACASTIN

Localidad española de la provincia de Segovia perteneciente a la Comunidad Autónoma de Castilla y León. Los orígenes son inciertos. La tradición popular habla de dos orígenes distintos: uno de época romana, cuando el general romano Castín o Castino ocupó estas tierras levantando una villa de recreo que se asentaría en el paraje conocido por Stacio. El otro origen se refiere a los cuatro castillos que figuran en el escudo de la villa, por lo que se llamaría villa de los castillos. No queda vestigio alguno de las fortalezas.

En el siglo XVI, en 1533, Villacastín es un núcleo rural de densa población. Fue una época de gran avance y esplendor. En el siglo XVII, el 2 de septiembre de 1626, el rey Felipe IV otorga un mandato por el que dispensa a Villacastín de la jurisdicción de Segovia, haciéndola villa independiente, a cambio de contribuir con 15.000 maravedíes por cada vecino o con 5.600 ducados por cada legua que ocupe su término. El rey tenía necesidad de llenar sus arcas para mantener los gastos de la corona.

En la actualidad cuenta con más de 1.500 habitantes. Es un núcleo importante que une Ávila, Segovia y Madrid.

Fuente: Wikipedia

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído