Los guías turísticos de Sevilla en pie de guerra contra el intrusismo

(PD).- Dos directivas comunitarias pueden afectar a la profesión de guías turísticos, que piden a la Administración andaluza voluntad política para que los defienda o por lo menos que a los guías de otros países comunitarios se les exija los mismos requisitos que a los de aquí.

Explica Gloria Gamito en ABC que las asociaciones de guías turísticos de Sevilla: Asociación Unitaria de Informadores Turísticos, Auits, la Asociación de Informadores Turísticos de Sevilla, Apit, y la Asociación de Guías Oficiales de Turismo, AGOT, que tienen al abogado Joaquín Moeckel como encargado de defender sus intereses quieren hacer una ronda de conversaciones con el Consorcio de Turismo, la delegación Provincial y la Consejería.

Para ser guía turístico hay que ser licenciado o diplomado universitario, saber tres idiomas y contar con una acreditación profesional que hay que revalidar cada cinco años.

Todos los asuntoss de los guías dependen de la Consejería de Turismo, si bien en los últimos tiempos hay alarma en el colectivo porque desde la Consejería de Cultura se ha permitido que titulados, por ejemplo en Bellas Artes, o simplemente que no tienen la habilitación profesional requerida hayan actuado como guías turísticos.

Los guías turísticos están regulados a través del Decreto 214/02 de 30 de julio del Consejo de Gobierno Andaluz.

El problema de la liberalización de la profesión se pone de manifiesto con dos directivas comunitarias. Una es la directiva 2005/36 CEE de 6 de septiembre que habla de los reconocimientos de cualificaciones profesionales y la otra es la 2006/123 CEE de 12 de diciembre de servicio del mercado interior.

Estas dos directivas que sirven para armonizar a los países de la Unión Europea pueden afectar a la profesión de guía turístico ya que por su pronta adaptación podría hablarse de la liberalización profesional.

Señala Joaquín Moeckel que las distintas asociaciones de guías turísticos nacionales quieren llevar una opinión uniforme a la reunión de la Federación Nacional que se va a celebrar en Madrid el próximo día 18 de noviembre.

Explica Moeckel que los guías están solicitando a las Administraciones-las competencias de Turismo están transferidas a las comunidades autónomas- una postura de defensa del «producto propio» por la cual no se liberalicen de esta forma los servicios, y caso de que se produzca al menos que se exija al guía de otros paises comunitarios los mismo requisitos que se le exigen a los guías de aquí.

Por ello los guías sevillanos van a pedir a la Junta que realicen un esfuerzo político para defender a los profesionales andaluces, defendiendo la libre circulación pero con la misma titulación.

Intrusismo y trabas
Los guías denuncian el intrusismo a que está sometida su profesión desde los ámbitos más dispares. Así denuncia Moeckel que incluso existen academias de idiomas en las que además se les ofrecen a los extranjeros tournés por la ciudad.

Piden por tanto los guías que haya control por parte de la Administración en los monumentos más importantes de la ciudad como la Catedral, el Alcázar, el Museo de Bellas Artes. Comenta Joaquín Moeckel: «Habría que abogar porque hubiera unos inspectores en los monumentos que controlaran esa actividad intrusista».

También reclama que los guías turísticos titulados puedan denunciar ante la Policía Local que alguien ejerce la profesión sin estar habilitado «y se les atienda como antes lo hacía el Grupo Giralda».
Para el abogado en una ciudad monumental como Sevilla «si los monumentos los explican personas no capacitadas y que no están habilitadas quien pierde es el turismo y por ende la ciudad».

Otro asunto que tiene preocupados a los guías es la prohibición de la Delegación de Movilidad a que los autobuses turísticos, que recogen a los turistas de sus hoteles y los llevan a los monumentos, utilicen el carril de sentido contrario de la Ronda Histórica.

Con el rodeo que hay que dar, las llamadas excursiones no se pueden realizar, se quejan los guías. Señala Moeckel que ese carril de sentido contrario es para el servicio público,autobuses de Tussam y taxis. «y los autobuses turísticos también llevan el letrero de servicio público».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído