El aeropuerto de Barajas vuelve poco a poco a la normalidad

(PD).- Los vuelos comienzan a normalizarse en el aeropuerto de Madrid-Barajas tras dos jornadas de retrasos generalizados y cancelaciones, en los que se han quedado en tierra más de 6.000 viajeros, aunque este domingo se siguen registrando algunas demoras, sobre venta de billetes y reclamaciones de pasajeros.

AENA asegura que desde este mediodía en las terminales 1, 2 y 3 se opera con total normalidad «sin que se registren retrasos significativos», y en la terminal 4, «donde opera casi en exclusividad Iberia» la demora media es de 35 minutos. El ente gestor de los aeropuertos españoles también ha informado de que el aeropuerto de Barajas tiene hoy sus cuatro pistas de vuelos operativas, después de que funcionaran sólo con dos entre el viernes y las 17.00 del sábado.

AENA ha aclarado que que el viernes sólo se operaba en las pistas izquierdas para garantizar la seguridad de los vuelos, después de que 7 de los 23 controladores que tenían que trabajar no acudieran a sus puestos por baja médica. Ayer sábado, AENA alegó que con sólo dos pistas se podía absorber sin problemas los 959 vuelos previstos, aunque a las 17.00 se comenzó a operar en las cuatro existentes para tratar de facilitar la regularización de los movimientos.

Problemas en Iberia

Las pantallas de información al viajero indican que la práctica totalidad de los vuelos se embarcan en hora, aunque reflejan algunos retrasos, que en ocasiones superan los 60 minutos, como en varias rutas a Sao Paulo, Lima, Miami, San Juan y distintos destinos nacionales.

A los problemas en rotaciones de aviones y tripulaciones se unen los originados en la compañía Iberia por sus pilotos, a los que la aerolínea acusa de realizar una huelga de celo desde principios de diciembre. Esta mañana la aerolínea española canceló ocho vuelos y alquiló siete aviones para dar salida a sus viajeros (más de 3.000 se quedaron ayer en tierra y que se alojaron en hoteles), así como a «reorganizar constantemente» su programación mediante la reagrupación de vuelos o el cambio de aviones.

Al igual que en días anteriores, agentes de la Guardia Civil están desplegados por las terminales, principalmente en los puntos de atención al viajero, para garantizar la calma, ya que se han registrados algunos incidentes entre viajeros y personal de las compañías.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído