Jean Louis Leimbacher, 20 años al frente del Hotel Du Palais

Jean Louis Leimbacher, 20 años al frente del Hotel Du Palais

El Hotel du Palais, establecimiento de cinco estrellas situado en la Grande Plage de Biarritz, recoge la grandiosidad de épocas pasadas con todo el confort moderno: amplias habitaciones y suites donde no falta el más mínimo detalle; un spa de 3.000 m2 y excelente gastronomía de la mano de Jean-Marie Gautier. Su Director, Jean-Louis Leimbacher, acaba de cumplir 20 años en este puesto.

El Hotel du Palais es el palacio de Jean-Louis Leimbacher. Tras veinte años al frente de este simbólico establecimiento, Leimbacher tiene su residencia en el mismo recinto que perteneció al emperador Napoleón III y la emperatriz Eugenia de Montijo. Aquél lo hizo construir para ella como residencia de verano y, con el tiempo, la morada imperial devino hotel.

La relación de Leimbacher con el Hotel du Palais se remonta a la época de sus 18 años, cuando entró a trabajar en él como recepcionista. Después, continuó su carrera profesional en el sector en hoteles como el Savoy de Londres, el Christiania, en Val d’Isère y, de nuevo, varias temporadas en el Hotel du Palais, de Biarritz. Durante cuatro años fue Director General del Hotel Sofitel de la ciudad francesa de Mulhouse y durante otros cuatro Director de Explotación del Hotel Martínez de Cannes, en la Costa Azul.

Desde 1988 Leimbacher es el Director General del Hotel du Palais. Dos décadas al mando de un establecimiento muy especial, tanto por su historia, como por el edificio y por la clientela. Leimbacher conoce cada rincón del hotel, cada habitación. Es más, conoce a la mayoría de los clientes que llevan años recalando en este lugar de la costa atlántica francesa hasta el punto de haber establecido con ellos una relación de amistad. Aquí más que en ningún sitio se practica el ‘art de recevoir’ francés, el arte de hacer que los huéspedes se sientan como en casa.

Para Jean-Louis Leimbacher, el Hotel du Palais tiene alma y está lleno de valores humanos representados en su personal y trasmitidos de manera especial a sus clientes. “Para ellos intentamos que este hotel no sea un hotel más, sino su propia casa cuando vienen a Biarritz”, apunta.

¿Qué se necesita para ser Director de un hotel como éste? Leimbacher lo tiene claro: “Ser un apasionado de la hotelería y por el producto que se ofrece; estar disponible durante todo el año, en cualquier momento del día (tanto para los clientes como para los empleados), estar muy al tanto de las novedades en el mercado de la hotelería y el turismo y, sobre todo, estar muy cerca de los clientes y cualquiera de sus necesidades para poder ofrecer siempre el mejor servicio”.

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído