Una aerolínea monta su campaña publicitaria con «cabezas rapadas»

Una aerolínea monta su campaña publicitaria con "cabezas rapadas"

(PD).- El cuerpo como soporte publicitario. Las empresas cada vez apuestan por campañas de publicidad más arriesgadas, como es el caso de la compañía aérea Air New Zealand. Esta empresa ha contratado a 30 personas en Estados Unidos, para que se rapen y se tatúen en la cabeza el siguiente mensaje: «¿Necesitas un cambio? Baja a Nueva Zelanda.»

A cambio de perder el pelo y convertirse durante dos semanas en ‘vallas craneales’, la empresa ha recompensado a estas personas con billetes para viajar a las islas o bien con 777 dólares (en honor al ‘Boeing 777’ de la compañía). Según Jodi Williams, director de marketing de Air New Zealand, la mitad de los participantes optaron por los billetes de avión, ya que eran originarios de allí o habían viajado con anterioridad a las islas y querían volver, y que por tanto, «eran embajadores ideales del país cuando les preguntaban por el tatuaje».

Los protagonistas de la campaña, entre ellos Glenn Faulkner, un carpintero originario de Nueva Zelanda, han asegurado que les preguntaban unas 40 veces al día por la promoción.

Ésta no es la única campaña transgresora que ha utilizado el cuerpo humano como soporte publicitario. El mes pasado, en el Reino Unido,la marca FeelUnique.com, una tienda on-line de productos de belleza, pagó a 10 hombres y mujeres para que se tatuaran temporalmente en los párpados la dirección web de la tienda y parpadearan a los viandantes.

Las campañas publicitarias relacionadas con los tatuajes se remontan al año 2001, cuando una página web de juegos de azar ‘on line’, pagó al boxeador Bernard Hopkins, por tatuarse con ‘henna’ la dirección web de su página durante un combate televisado.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído