400 intoxicados tras comer en un restaurante con tres estrellas Michelín

(PD).- Las autoridades británicas han anunciado que las personas intoxicadas tras comer en el selecto restaurante inglés The Fat Duck, distinguido con tres estrellas Michelín, ascienden ya a 400. La Agencia de Protección de la Salud (HPA) investiga un brote de «brote de diarrea y vómitos» asociado al local que regenta el chef Heston Blumenthal.

El célebre cocinero decidió el pasado febrero cerrar temporalmente el local, radicado en Bray (condado de Berkshire, a las afueras de Londres), como medida de precaución después de que cuarenta comensales padecieran problemas estomacales. El director de la HPA en la zona, el doctor Graham Bickler, ha afirmado que se trata de «un brote muy complejo», pues los análisis efectuados hasta la fecha no han aportado pista alguna sobre el origen del problema.

Blumenthal, uno de los pioneros, junto al español Ferrán Adrià, de la aplicación de la ciencia al arte culinario, no da crédito al misterioso brote, que «se produjo de manera inesperada». «Soy tan exigente con el tema de la higiene como con el proceso de cocinado», declaró el llamado «alquimista culinario» en un vídeo divulgado por el diario The Guardian en su web. De momento, el restaurante descarta el sabotaje o el envenenamiento de la comida como posibles causas de la intoxicación.

The Fat Duck fue elegido el pasado año como segundo mejor restaurante del mundo por la revista gastronómica Restaurant, mientras que El Bulli, de Ferrán Adrià, quedó en primera posición. En 2005, Restaurant también calificó el establecimiento de Blumenthal -famoso por su porridge de caracoles o su helado de mostaza- como «el mejor lugar del mundo para comer».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído