La Pasión según Granada

La Pasión según Granada

(Inés Álvarez).- Los visitantes de todo el mundo que acuden a vivir la Semana Santa en Granada tienen este año una cita impostergable con esta ciudad. Este abril se cumple el centenario de un evento que definió un cambio esencial en la tradición de estas fechas: la celebración del Santo Entierro Antológico.

Cien años atrás, el 9 de abril de 1909, el sencillo cortejo que desde el siglo XVII salía en Viernes Santo con sólo tres imágenes o “pasos”, se convirtió en un desfile magno que reunió siete pasos (que en años posteriores llegaron a nueve), transformándose en un rasgo clásico de la Semana Santa granadina.

El camino hasta esta transformación fue muy largo y estuvo lleno de altibajos. Desde el surgimiento de las primeras Hermandades en el siglo XV y los humildes cortejos que empezaron a verse en Jueves y Viernes Santos desde el siglo XVI, hasta la magnífica festividad que hoy conocemos, muchas vicisitudes se sucedieron. Las Cofradías, y con ellas la celebración de la Semana Santa en Granada, pasaron por épocas donde se alternaron el esplendor y la crisis más profunda.

No fue hasta el siglo XVII que los cortejos procesionales comenzaron a tomar una forma similar a la actual, dividiéndose en tramos entre los cuales se portaban insignias, estandartes y algún crucifijo. A partir de este siglo, en Viernes Santo se sumó a los desfiles ya existentes el cortejo del Santo Entierro, que constituyó un hito de gran importancia para la estructura posterior de las modernas procesiones.

Durante el siglo XIX, uno de los momentos más complicados para las Hermandades en España, la procesión del Santo Entierro fue la única que subsistió en medio de grandes problemas económicos y sociales. Luego, llegado el siglo XX, las Cofradías se fueron recuperando, los cortejos procesionales crecieron y la Semana Santa vivió un renovado auge. Poco a poco la celebración de esta festividad se fue extendiendo a todos los días de esta Semana.

Fue entonces, del 9 de abril de 1909, cuando aquel cortejo del Santo Entierro que los granadinos conocían se transformó en el Santo Entierro Antológico, una manifestación de presencia inconfundible. Por primera vez, distintas Cofradías se unieron para convertir este desfile en una procesión de gran envergadura, que en años posteriores alcanzó una forma aún más acabada. La procesión del Santo Entierro Antológico significó un crecimiento en la devoción de los fieles y una estampa que los visitantes de nuestra ciudad contemplaban con profundo interés.

El Santo Entierro Antológico dejó de celebrarse en 1927 por razones organizativas. Ahora, a cien años de su creación, Granada revivirá este acontecimiento en un desfile que tendrá lugar el sábado 11 de abril y que se ha denominado Passio Granatensis, la Pasión según Granada.
Según los entendidos, ésta será una celebración extraordinaria que, probablemente, no vuelva a repetirse. Por eso esta Semana Santa en Granada será única. Aquellos que año tras año nos visitan en estas fechas, los que por primera vez se dejen atrapar por el hechizo de estos parajes, los habitantes de esta maravillosa ciudad y los viajeros que ya la viven como suya, tienen este abril de 2009 un compromiso impostergable con Granada.

Nota de la autora: Nuestro agradecimiento a Don José Luis Clements, de la Federación de Cofradías de Granada, por su asesoramiento en este artículo.

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído