El futuro del lujo se decide en Suiza estos días

(PD).- El futuro del negocio del lujo se decide en la ciudad suiza de Basilea durante los próximos días. Desde este jueves tiene lugar Baselworld, considerada en el sector como la mayor feria mundial dedicada a la relojería y la joyería.

Frente a la crisis económica, los relojeros helvéticos retoman sus modelos más tradicionales para hacer frente a la crisis económica. Después de la tendencia de los últimos años de producir modelos cada vez más extravagantes para los nuevos ricos, la mayoría de las marcas relojeras con el sello Hecho en Suiza apuestan por la renovación de sus clásicos como posible solución ante las dificultades que atraviesa este sector.

No hay más que escuchar las palabras de los ejecutivos del sector para darse cuenta de que los tiempos que corren son duros: «Valores que creíamos intocables en Suiza como Swissair o UBS se pulverizan, por lo que el público busca experiencia y maestría», recalca el consejero delegado de Raymond Weil, Olivier Bernheim. Este es el caso de la marca Mido, cuyo consejero delegado, Franz Lider, explica que «nuestros clientes ya conocen este reloj y saben que comprarlo no es un gasto, sino una inversión, que puede pasar de generación en generación en una familia. Estamos hechos para durar».

Hay quienes apuestan por la tradición y quienes creen que el único modo de superar el bache es innovar. Baselworld acogerá la presentación de diversas novedades de las marcas más atrevidas para crear relojes que rompen los esquemas tradicionales. Este es el caso de la firma Roman Jerome, que aprovecha la feria para dar a conocer su nueva colección de relojes hechos con polvo lunar, fragmentos del Apolo XI, del Soyuz y de pedazos de la Estación Espacial Internacional (EEI). En el terreno de la tecnología, la novedad viene de la mano de la marca Hyundai, que propone un reloj-móvil de 58 gramos de peso, de pantalla táctil y con una batería que permite 3 horas de conversación.

A pesar de todos los esfuerzos realizados para que Baselworld 2009 no tenga nada que envidiar a las anteriores ediciones, el presidente del Comité de Expositores Suizos, François Thiébaud, reconoce que «se prevé que los pedidos disminuyan entre un 15 y un 20% en comparación con los años pasados, que fueron excelentes». Además, señala que «se han anulado algunas reservas en el apartado de la joyería, especialmente en el sector de las perlas, aunque no se ha producido ninguna cancelación en la relojería».

Cita inexcusable

Con una superficie de 160.000 metros cuadrados y 2.000 expositores (87 menos que en 2008) de 45 países participantes, «Baselworld continua siendo un evento ineludible», dice el presidente del Comité. El responsable de compras de Saks Fifth Avenue en Nueva York, Scott Martin, coincide con Thiébaud y añade que «Baselworld ayuda a descubrir qué marcas y productos son nuevos en el mercado. Acudir a este salón es imprescindible ya que sólo así podremos planificar el año 2010».

Por su parte, el director del grupo Gitanjali en India, Mehul Choksi, asegura que «todo aquel que trabaja en el sector de artículos de lujo, tanto si corren buenos como malos tiempos puede renunciar a otras ferias pero no a Baselworld».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído