Ya han sido recuperados 17 cadáveres del Airbus que cayó al Atlántico

(PD).- Seis días después de que el avión desapareciera en el Atlántico, hasta el momento se han recuperado 17 cadáveres de personas que viajaban a bordo del Airbus de Air France que desapareció el pasado lunes cuando viajaba desde Río de Janeiro a París con 228 personas a bordo. Nueve de los cuerpos han sido rescatado por equipos brasileños (cuatro hombres, cuatro mujeres y uno aún por identificar). Los demás fueron encontrados por una fragata francesa.

Poco a poco los equipos de rescate van hallando más elementos tangibles de un vuelo enigmático, que se precipitó sobre las aguas del océano si que se sepa aún por qué y que había despegado de manera normal del aeropuerto de Río de Janeiro a las 0.19 del lunes (hora española). El teniente coronel brasileño Henry Wilson Munhoz ha informado de que «otros cuerpos han sido avistados» por los equipos de rescate que están en la zona en que ocurrió el desastre, donde permanecen en operaciones cinco buques y doce aviones brasileños, así como dos aeronaves y una fragata francesas.

Munhoz Wender también ha afirmado que «ya no hay duda de que todo lo que está siendo encontrado es del avión accidentado» ni de que «los cuerpos son de personas que estaban en ese aparato». Se esperaba que los cadáveres encontrados el sábado llegasen este mismo domingo a la ciudad brasileña de Recife, donde está uno de los puestos de comando de las operaciones y serán realizados los trabajos de reconocimiento.

Entre los restos hallados por ahora, el portavoz militar ha dicho que han sido recuperados «partes de las alas y de la estructura» del avión, «máscaras de oxígeno y otros cientos de objetos».

El avión transportaba 228 personas cuando en la madrugada del lunes se adentró un aérea que en Francia se conoce como el caldero negro, a medio camino en pleno mar entre América y África. Un lugar dentro de la franja intertropical, en la se formó una tormenta feroz con vientos fuertes, lluvia, granizo y nubes altas de 15.000 metros imposibles de sobrevolar por aparato en línea.

La búsqueda se concentra en torno a esa zona, en un radio de 220 kilómetros. El sitio del impacto se calcula en un lugar próximo a las islas de Sao Pedro y Sao Paulo, unos peñascos deshabitados situados a unos 704 kilómetros del archipiélago brasileño de Fernando de Noronha y a 1.296 kilómetros de Recife.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído