La T-1 del aeropuerto de El Prat despega con polémica

La T-1 del aeropuerto de El Prat despega con polémica

(PD).- PSC y CiU se han disputado la paternidad de la nueva terminal del aeropuerto de Barcelona, la T-1, horas antes de su inauguración por parte del presidente Zapatero.

A la polémica también se ha sumado el PP catalán, cuya presidenta, Alicia Sánchez-Camacho, ha reivindicado esta infraestructura como fruto de los Gobiernos del PP, si bien CiU -que mañana envía nada menos que a diez representantes al acto de inauguración- y el PSC han centrado la atención en su rifirrafe particular por la terminal.

Para intentar contrarrestar la idea, transmitida desde hace días por CiU y por el PPC, de que la nueva terminal de El Prat es únicamente fruto de su colaboración a partir de 1996, el PSC ha echado mano de la hemeroteca para subrayar que la T-1 es fruto de un pacto en 1994 entre el Gobierno del PSOE y la Generalitat de CiU.

El portavoz del PSC, Miquel Iceta, ha exhibido en rueda de prensa la copia de una información del diario ‘La Vanguardia’ del 17 de abril de 1994 en la que los entonces ministro de Obras Públicas, Josep Borrell, y presidente catalán, Jordi Pujol, procedían a la firma del denominado Plan del Delta del Llobregat, que sentaban las bases para las ampliaciones del aeropuerto y del puerto de Barcelona.

«CiU miente», ha aseverado Iceta, mientras que el portavoz adjunto de CiU en el Congreso, Pere Macias, ha recomendado al dirigente del PSC que «aprenda a leer», argumentando que el ex ministro Borrell no cumplió con el compromiso de desarrollar el mencionado plan del Delta, por lo que tuvo que ser CiU la que llevara la «voz cantante» y la que consiguiera «desbloquear» la T-1.

Asimismo, los máximos dirigentes de CiU, Artur Mas y Josep Antoni Duran Lleida, han reivindicado el Pacto del Majestic suscrito en su día por CiU y PP y que permitió planificar la T-1 del aeropuerto de El Prat, en contraste con la «paralización» de los grandes proyectos de infraestructuras con el Gobierno del PSOE.

Duran ha destacado que, pese a que será el actual presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien corte mañana la cinta de la nueva terminal, en realidad la infraestructura es «fruto» de los acuerdos a los que llegaron CiU y PP con «el famoso pacto del Majestic».

A través de ese pacto, ha recordado Duran, el gobierno catalán entonces presidido por Jordi Pujol «condicionó» al Ejecutivo de José María Aznar: «Sin ese pacto, sin haber utilizado esa fuerza, Zapatero no podría inaugurar mañana la T-1», ha subrayado el secretario general de CiU y líder de Unió.

Como muestra de que CiU reivindica la T-1 como algo suyo, la federación ha enviado esta tarde un comunicado que informa de cómo acceder al recinto, de las instrucciones del Gobierno para los medios y en el que da cuenta de la relación de dirigentes que asistirán a la inauguración: diez en total.

Felip Puig, Xavier Trias, Pere Macias, Lluís Maria Corominas, Montserrat Candini, Josep Rull, Eudald Casadesús, Ramon Maria Espadaler y Jordi Casas componen la delegación de CiU, presidida por su presidente, Artur Mas.

Polémicas al margen, la inauguración reunirá al presidente del Gobierno y al presidente catalán, en un momento en que ambos tratan de cerrar el espinoso asunto de la financiación autonómica, aunque no hay previsto ningún contacto formal para abordar ésta u otras cuestiones.

A todo ello se suma el hecho de que ERC no asistirá al acto en protesta por la centralización del modelo aeroportuario, si bien estarán sus cargos institucionales, como el vicepresidente del Govern, Josep Lluís Carod-Rovira, y el concejal de ERC en Barcelona Jordi Portabella, que acudirá en calidad de presidente de la Comisión de Promoción Económica del Ayuntamiento de Barcelona.

También ICV considerado «insólito» que CiU y PP se atribuyan la paternidad de esta terminal y ha lamentado la visión «centralista y anticuada» del Gobierno español en materia de organización aeroportuaria, pero habrá representantes de este partido en el acto.

Por otra parte, la presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, ha exigido esta mañana al presidente catalán que agradezca «a los gobiernos del PP su compromiso con Cataluña», y se ha preguntado qué infraestructuras ha impulsado el Gobierno actual en esta comunidad.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído