Condenados a muerte seis yemeníes por los atentados en los que murieron siete españoles y dos belgas

Un tribunal yemení ha condenado a muerte a seis hombres por los atentados que causaron la muerte de siete turistas españoles y dos belgas en los últimos dos años, mientras que otros diez imputados fueron sentenciados a entre ocho y 15 años de prisión.

Los criminales, 11 yemeníes, cuatro sirios y un saudí de origen yemení, fueron hallados culpables de los ataques.

El primer atentado ocurrió en el verano de 2007, cuando un coche bomba embistió a los todoterreno que trasladaban a un grupo de turistas, en el que había 13 españoles, en el Templo de la Reina de Saba, en la provincia de Mareb. Murieron nueve personas, entre ellas siete españoles y sus dos guías yemeníes.

El segundo atentado tuvo lugar un año más tarde en la región de Hadramaut y en él murieron dos turistas belgas.

En el escrito de la acusación también se incluían los cargos por ataques con morteros cometidos contra las embajadas de Estados Unidos e Italia, todos ellos reivindicados por la organización terrorista Al Qaeda en la Península Arábiga.

Cuando el juez leyó el veredicto de culpabilidad, los 11 hombres entonaron cánticos religiosos haciendo caso omiso de las advertencias del tribunal. Al oír las sentencias, muchos se pusieron a rezar.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído