El AVE no es inmune a la crisis

La alta velocidad no es inmune a la crisis y, aunque mantiene parte del vigor adquirido tras la puesta en marcha de la conexión entre Madrid y Barcelona en febrero 2008, ha cerrado junio con su segundo mes consecutivo a la baja de este periodo.

Si descontamos el pasado marzo, cuando cayó un 6% condicionado por el hecho de que la Semana Santa cayó en este mes en 2008 y si se tiene en cuenta que el descenso de mayo fue de un ligero 0,1%, el AVE ha empezado el verano perdiendo un 7,85% de sus pasajeros tras 17 meses de constantes subidas con 1,9 millones de viajeros.

Según ha publicado este jueves el INE, el verano le sienta mejor al transporte aéreo en España, que modera su desplome con la llegada de los calores y el aumento de las rutas a los destinos turísticos, sobre todo de las islas, hasta el 9,2% con 3,3 millones de usuarios frente al mismo mes de 2008. Hasta junio, y también con excepción de lo sucedido en abril por el efecto calendario de la Semana Santa, el sector venía acumulando descensos superiores a los dos dígitos por la menor demanda desde el pasado agosto.

Los casos del AVE y el avión no son los únicos negativos en el transporte de viajeros por España, ya que también cayó un 2,5% en junio el número de personas que utilizaron el transporte urbano con 259,5 millones de usuarios fruto de la caída en un 1% de quienes recurrieron al autobús y del 4,9% en los servicios de metro.

Mayor fue el descenso que sufrieron los transportes interurbanos, con un 4,1%, hasta situarse en 155,5 millones de viajeros.

VÍA EL PAÍS

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído