DESMEMORIA HISTÓRICA

Mientras dure la Guerra del 36, los españoles odiarán el cine español

Son especialistas en poner el cazo para que caigan la tan deseada subvención.

Y es que, no nos engañemos, los cineastas patrios tendrían más de un problema para llegar a final de mes si no fuese por la recepción de las ayudas oficiales.

Los espectadores españoles están hasta las narices de que el séptimo arte hecho en España se haya convertido en un chiringuito subvencionado donde las temáticas siempre se inclinan hacia el mismo lado, machacar a la derecha, manipular la Historia a gusto y a capricho del director de turno y, por supuesto, sacar la lengua a paseo para hablar mal del propio país.

Los victimistas de turno se quejan este septiembre de 2019 de la campaña de boicot contra la cinta de Alejandro Amenábar, ‘Mientras dure la guerra’, una visión -que sin ser la peor ni la más exageradamente rojilla- en la que se machaca al general Millán-Astray con una serie de imprecisiones históricas y mentiras de parvulario.

Precisamente, esas manipulaciones que hace el cine español en torno a la Guerra Civil de 1936-39 es una de las razones que lleva al público a mostrar su rechazo a las producciones patrias.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído