Rutas Turísticas en Andalucía

Ruta de los puertos del Atlántico. Cádiz.

Ruta de los puertos del Atlántico. Cádiz.

Las ciudades gaditanas cuentan con un elevado número de edificios relacionados con la Carrera de Indias, resultado de su actuación desde los primeros momentos del Descubrimiento y de la hegemonía de Cádiz desde finales del siglo XVII en los intercambios con América.

Sanlúcar de Barrameda, en la desembocadura del río Guadalquivir, se conviritió en nudo de comunicaciones fundamental al controlar la navegación del puerto de Sevilla. Cádiz y el Puerto de Santa María adquieren el carácter de emporios comerciales en el siglo XVIII al centralizarse el tráfico con América en la bahía gaditana. Fruto de esta actividad, se conservan hoy casas de comerciantes, fortificaciones y fundaciones religiosas.

Sanlúcar de Barrameda, cabecera de viajes de Colón y Magallanes, está impregnada de un característico sabor atlántico. En el Barrio Alto se levanta el Castillo de Santiago (s.XV), baluarte militar que protegía el puerto.

Próximo se halla el Palacio de Medina Sidonia (ss.XIV-XIX), residencia de los Duques, señores de la villa en sus momentos de mayor ebullición, alberga uno de los principales archivos de interés americanista, además de valiosas obras de arte. En el Barrio Bajo, comercial y marinero, se distinguen históricas áreas de mercado, como la calle Bretones, y diversas casas de comerciantes, como la Casa Arizón (s.XVIII), modelo de residencia de un cargador de Indias, con casa patio y capilla, almacenes de mercancías y torre mirador para avistar el arribo de las flotas. Entre las fundaciones religiosas se significan el Convento de Madre de Dios, donde profesaron familiares de Hernán Cortés, y los Conventos de la Victoria, San Francisco y Santo Domingo.

El Puerto de Santa María manifiesta tempranos antecedentes indianos, en su Castillo de San Marcos (s.XIII), iglesia fortificada que se instala sobre una mezquita, es leyenda que se hospedó Colón cuando vino al Puerto a ofrecer sus proyectos a los duques de Medinaceli. El Monasterio de la Victoria (s. XVI) es fundación de Bernard Boil, considerado primer apóstol del Nuevo Mundo. En los siglos XVII y XVIII proliferan las edificaciones civiles para aprovisionar navíos, la Real Aduana, y cuantiosas casas de comerciantes salpican el casco urbano, como las Casas de Vizarron, de los Rivas, de Araníbar, de Valdivieso, de Roque Aguado y el Palacio de Villarreal.

Cádiz, capital de los puertos del Atlántico, adquiere en el siglo XVIII una fisonomía caracterizada por los Castillos y Baluartes (ss.XVII-XVIII) que la ciñen y por un singular paisaje aéreo de Torres Vigía (ss.XVII-XVIII). Cádiz llegaría a contar con 160 de estos miradores elevados para divisar la llegada de las embarcaciones procedentes de América.

Testimonio de las épocas en que galeones y navíos surgían en su puerto, son edificios institucionales como la antigua Aduana, la Casa de la Contratación (C/S. Francisco), el Consulado de Cargadores a Indias (C/Rubio y Díaz) y la Casa de los Cinco Gremios Mayores de Madrid (C/Ancha), todos del siglo XVIII.

Entre los edificios religiosos, sobresalen el Convento de Santo Domingo e Iglesia del Rosario (ss.XVII-XVIII), cuya virgen titular era patrona de la ciudad y de la Carrera de Indias, la monumental obra de la Iglesia Catedral (s.XVIII) gaditana, financiada por los caudales de ultramar, la Iglesia del Carmen, modelo de estilo colonial iberoamericano y el Oratorio de San Felipe Neri, donde se promulgó la Constitución Liberal de 1812, determinante en la evolución política de América Latina.

A esta nómina cabe añadir la rica arquitectura civil del barroco gaditano, casi siempre propiedad de cargadores u oficiales de las flotas: la Casa del Almirante (s.XVII, Pza. S.Juan de Dios), la Casa de las Cadenas, la Casa de las cuatro Torres, modelo de típica construcción gaditana, las casas de Gas (C/Sopranis), de Tavira (C/Marqués del Real Tesoro), con la torre vigía más elevada, y la de los Estopiñán (Pza. Fray Félix), así como la Casa de la Camorra (C/Arbolí), lugar de reunión de mercaderes extranjeros dedicados al comercio americano.

Autor

Ramsés Laguna

Ramsés Laguna, un enamorado de Castilla y León, empeñado en escribir.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído