PUBLICADA POR DEUSTO

‘Los que vivimos’, la autobiografía intelectual de Ayn Rand: «Quise imaginar la pesadilla de un Estados Unidos socialista»

Primera novela de la autora publicada en 1936

'Los que vivimos', la autobiografía intelectual de Ayn Rand: "Quise imaginar la pesadilla de un Estados Unidos socialista"

Publicada por primera vez en 1936, Los que vivimos (Deusto, 2020) es un retrato vibrante y conmovedor del impacto que tuvo la Revolución rusa en un grupo de seres humanos que no exigían más que el derecho a vivir su vida y a buscar la felicidad. Su protagonista, Kira, alter ego de la autora, estudia ingeniería y sueña con construir puentes, pero es expulsada de la universidad por sus ideas. El hombre del que está enamorada, Leo, hijo de un héroe zarista, no encuentra trabajo debido a su pasado familiar.

Desesperados por subsistir, piden ayuda a Andrei, un joven comunista que ama a Kira y está convencido de la bondad del comunismo y la revolución. No se trata sólo de un relato político. Cuenta la historia de los hombres y las mujeres que tuvieron que luchar para sobrevivir bajo las banderas rojas y los eslóganes comunistas. Y es, además, un retrato de lo que eso supuso. ¿Qué pasó con los que osaron mostrarse desafiantes? ¿Ante quienes sucumbieron? Después de huir de Rusia a Estados Unidos, Ayn Rand quedó perpleja por el modo en que muchos intelectuales y políticos estadounidenses observaban con complacencia el auge del comunismo. Para desmontar ante ellos el «noble ideal» del colectivismo escribió esta novela, redescubierta tras el éxito de La rebelión de Atlas.

Rebajas

ALGUNOS EXTRACTOS DEL LIBRO

Prólogo de la autora 22 años después de su primera edición «Los que vivimos no es una novela “sobre la Rusia soviética”. Es una novela sobre el Hombre contra el Estado. Su tema fundamental es la santidad de la vida humana —y uso la palabra “santidad” no en un sentido místico, sino en el de “valor supremo”—.

La esencia de mi tema la plasman las palabras de Irina, un personaje secundario de la historia; una joven condenada a prisión en Siberia que sabe que nunca volverá: Sólo hay algo que me gustaría comprender. Y no creo que nadie pueda explicarlo. […] Tienes tu vida. La empiezas sintiendo que es algo tan valioso y raro, tan bello, que es como un tesoro sagrado. Ahora se acaba, y no significa nada para nadie” […] No fue hasta La rebelión de Atlas cuando alcancé la respuesta completa a la pregunta de Irina. En La rebelión de Atlas explico el significado filosófico, psicológico y moral de los hombres que valoran sus propias vidas y de los que no. Expongo que los primeros son los motores primarios de la humanidad, y los segundos, asesinos metafísicos que trabajan por la oportunidad de convertirse en asesinos físicos. En La rebelión de Atlas expongo por qué los hombres están motivados o bien por una premisa de vida o bien por una premisa de muerte».

«Los que vivimos no es una historia sobre la Rusia soviética en 1925. Es una historia sobre la Dictadura, cualquier dictadura, en cualquier parte, en cualquier momento, sea la Rusia soviética, la Alemania nazi o lo que quizá esta novela pueda ayudar a evitar: un Estados Unidos socialista. Lo que el régimen de la fuerza bruta hace con los hombres, y cómo destruye a los mejores, seguirá siendo lo mismo en 1925, en 1955 o en 1975, se llame la policía secreta GPU o NKVD; sean hombres que coman mijo o pan; vivan en hoteles o en viviendas sociales; lleven sus dirigentes camisas rojas o pardas; bese el carnicero a una bruja curandera camboyana o a una pianista estadounidense».

«Cuando, a los doce años, en los tiempos de la Revolución rusa, oí por primera vez el principio comunista de que el Hombre debe existir en beneficio del Estado, percibí que ésa era la cuestión esencial, que ese principio era maligno y que no podía conducir a nada más que al mal, al margen de sus métodos, detalles, decretos, políticas públicas, promesas y tópicos moralizantes. Ésa fue la razón de que me opusiera al comunismo entonces, y es mi razón ahora».

«A aquellos lectores que han manifestado una curiosidad personal sobre mí, quiero decirles que Los que vivimos es lo más cercano a una autobiografía que jamás escribiré. No es una autobiografía en el sentido literal, sólo intelectual. La trama es ficticia; el trasfondo, no».

«Mi opinión sobre lo que debería ser una buena autobiografía se recoge en el título que Louis H. Sullivan le puso a la historia de su vida: Autobiografía de una idea. Sólo en ese sentido, Los que vivimos es mi autobiografía, y Kira, la heroína, soy yo. Nací en Rusia, me eduqué en el régimen soviético, he visto las condiciones de vida que describo. Los detalles de la historia de Kira no fueron los míos: yo no estudié Ingeniería, sino Historia; yo no quería construir puentes, sino escribir; su aspecto físico no guarda ningún parecido con el mío, ni tampoco su familia. Los sucesos específicos de la vida de Kira no fueron los míos. Sus ideas, convicciones y valores sí lo eran y lo son».

AYN RAND (San Petersburgo, 1905; Nueva York, 1982) fue una escritora y filósofa nacida en Rusia y nacionalizada estadounidense. Tras publicar sus dos primeras novelas, Los que vivimos (1936) e Himno (1938), el éxito le llegó con El manantial (1943) y La rebelión de Atlas (1957), su obra cumbre. En ellas, Rand desarrolló su filosofía, conocida como Objetivismo, en la que concretiza su original visión del hombre como «un ser heroico, con su propia felicidad como el propósito moral de su vida, con el logro productivo como su actividad más noble, y con la razón como su único absoluto». Más tarde, establecería los fundamentos teóricos de dicha filosofía en sus libros de no ficción: Introducción a la epistemología objetivista (1979), La virtud del egoísmo (1964), Capitalismo: el ideal desconocido (1966), y El manifiesto romántico (1969). Su legado continúa siendo enormemente influyente entre conservadores y libertarios, tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo, porque choca de frente contra la inercia cultural adquirida, cuestionando el eje «misticismo-altruismo-colectivismo» y sustituyéndolo por una filosofía basada en: «razón-egoísmo-capitalismo».

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído