Las esculturas «extraterrestres» de Amadeo Gabino llegan al museo Salvador Victoria

Las esculturas "extraterrestres" de Amadeo Gabino llegan al museo Salvador Victoria
. Agencia EFE

En el mundo dominado por el sueño de la llegada del hombre a la luna, Amadeo Gabino persiguió el enigma del ser en el espacio extraterrestre y el vacío de las esferas, misterios que se pueden percibir desde hoy en una exposición en el Museo Salvador Victoria, de Rubielos de Mora.

Las obras de Amadeo Gabino (Valencia 1922-Madrid 2004), uno de los grandes renovadores junto con Chillida, Pablo Serrano o Martín Chirino, llenan unas salas de reminiscencias templarias, ideales para acoger los dos mundos de este creador de esculturas, sugerentes a un tiempo de caballeros medievales y guerreros de las galaxias, vestidos de poesía y elevado espíritu.

Amadeo Gabino aportó a la escultura no sólo las formas del mundo de la ciencia y la tecnología, sino también los materiales, el acero mezclado con el aluminio o el hierro, y fue el primer artista que se ocupó de que las piezas tuvieran un acabado exquisito, casi industrial, explicó a Efe el futuro director del Museo Salvador Victoria y comisario de la exposición, Diego Arribas.

La exposición, con obras de su colección privada cedidas por su viuda, Elke Stelling, tiene la particularidad de mostrar junto a las esculturas, grabados, relieves, collages y monotipos, que casi nunca se han exhibido conjuntamente y que jugaron un papel fundamental en su evolución artística, desde la figuración y el constructivismo hasta sus obras con un estilo personal a partir de los años sesenta.

Son los años en que aparece el tema de la «armadura-hombre», pero, como él dirá, «no sólo la armadura-hombre de la edad media, sino una visión de ella adaptada a los experimentos espaciales de nuestra época….a un traje imaginario para el hombre del espacio»

«Y también todos esos viajes aéreos que hice en los aviones a reacción, admirando la belleza del fuselaje, el movimiento de los alerones (…) Todo eso, y el sentirme hombre de nuestro tiempo, son las causas que han ido empujándome hacia ese conjunto de formas….Si un mundo de ciencia y tecnología poética puede verse en mis obras considerare que he conseguido una parte de mi propósito»,

Entre las obras que se exhiben en esta pequeña retrospectiva de 40 años, desde 1962 a 2002, está la titulada «Vibración espacial», de 1974, en hierro cromado, perteneciente a la etapa de las planchas metálicas superpuestas que dejan abierto un centro del que surge todo y que ejerce la atracción al enigma.

Impresionan también un gran relieve de 1968 y las esculturas de sus últimos años, en acero inoxidable, en las que se ve la búsqueda de la esencialidad y de la pureza, con superficies brillantes, y el vacío ya explícito, logrado con desdoblamientos y formas curvas recortadas, que nos hacen pensar en cabezas de hombre o en esferas del espacio.

El Museo de Rubielos continúa con esta exposición, la número diecinueve, su compromiso con la difusión de la obra de los artistas de la abstracción, compañeros todos y amigos del pintor Salvador Victoria, natural de Rubielos de Mora, con cuyo legado, donado por su viuda Marie Claire Decay, se creó hace siete años gracias al impulso decidido del alcalde de la localidad, Ángel Gracia, y del Gobierno de Aragón y otras instituciones.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído