La compañía cubana «Mefisto Teatro» traslada «Fuenteovejuna» al Caribe

La compañía cubana "Mefisto Teatro" traslada "Fuenteovejuna" al Caribe
. EFE/Archivo

La compañía «Mefisto Teatro» presenta «Fuenteovejuna», una adaptación del clásico del dramaturgo Lope de Vega «trasladada a un escenario en una isla del Caribe» que se podrá ver en Teatro Fígaro de Madrid desde el próximo 4 de agosto y hasta el 5 de septiembre.

«El argumento guarda todas las similitudes con la obra original, lo que hemos hecho ha sido reinterpretar a Lope desde nuestra cultura y nuestras raíces afrocubanas», ha explicado hoy la directora de la compañía, Liuba Cid.

Después de haber recorrido los festivales nacionales de Almagro, Cáceres, Olite o Elche, entre otros, llega a Madrid la adaptación de la obra de Lope de Vega de la mano de esta compañía de teatro cubana que se apoya «en referencias afrocubanas» para trasladar este clásico «a un pueblo del siglo XXI».

Los actores Vladimir Cruz («Fresa y chocolate») y Claudia López son Fernán Gómez de Gurmán, el Comendador, y Laurencia, los dos protagonistas de la obra que en este caso «han sido puestos en consonancia con las deidades cubanas».

«El comendador está inspirado en el dios Changó, un dios muy terrenal, el máximo exponente de la masculinidad humana», ha comentado Cruz, quien ha reconocido que para él, ha sido «un honor» fundir el teatro español con su mundo afrocubano.

Por su parte, Claudia López interpreta a Laurencia, «una joven con toques muy dulces» que experimenta una evolución tras sufrir una violación y que está inspirada en la diosa Oshún.

«Es una mujer que tiene una visión muy adelantada a la época», ha subrayado López. «Lope trata un tema muy actual, el maltrato a la mujer sigue muy vigente hoy en día (…) Lope habló del tema, y esto es algo muy interesante», ha añadido.

Además, una de las principales novedades que incluye esta nueva versión es la incorporación de un personaje nuevo: la hechicera, «una bruja que vaticina qué va a ocurrir y utiliza como medio los caracoles, la típica forma de adivinación cubana», ha indicado Cid.

La compañía ha querido también hacer su propia versión del clásico introduciendo pasajes del escritor cubano José Martí entre los ya escritos por Lope de Vega, para hacer así una lectura contemporánea arriesgada.

«Hemos mantenido la coherencia entre los dos escritores. José Martí utiliza mucho el verso y el ritmo. Encontramos un punto en común entre la forma y el estilo de Martí y Lope y decidimos fusionarlos», ha confesado Cid.

La banda sonora también está a cargo de la compañía, que ha decido conjugar música en vivo con temas grabados, además de mezclar «elementos tradicionales con música afrocubana y cubana contemporánea» para dar mayor sonoridad y simbolismo a la obra.

En el decorado de fondo, un telón, obra de más de quince artistas, que traslada el escenario a «un bosque tropical», una pieza que en palabras de la directora, es como el «Guernica cubano».

Desde su publicación en 1616, el clásico «Fuenteovejuna» ha sido una de las obras de contenido social y reivindicativo más representadas en teatro.

Escrito en tres actos, este drama, desarrollado en el pueblo cordobés de Fuente Ovejuna y ambientado en la época del reinado de los Reyes Católicos, gira en torno a la lucha de un pueblo oprimido contra el abuso de poder del Comendador.

«La obra gira en torno a conflictos universales: el poder, el pueblo, la libertad, el bien y el mal…», ha concluido Cid, quien ha explicado que por eso es posible trasladar una obra del siglo XVII al XXI.

Más de veinte actores, bailarines y músicos se subirán al escenario el próximo 4 de agosto para presentar su particular versión de la creación de Lope de Vega e inundar el Teatro Fígaro del ritmo y el baile cubanos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído