Una muestra reivindica en Uruguay a Carmelo Arden Quin como padre del Arte Madí

Una muestra reivindica en Uruguay a Carmelo Arden Quin como padre del Arte Madí
. EFE/Archivo

La mayor vanguardia artística del Río de la Plata, el Arte Madí, tuvo en el uruguayo Carmelo Arden Quin (1913-2010) a su principal precursor, según reivindica una muestra, la primera individual y antológica que se realiza sobre el artista en su país de origen.

«Se trata de reivindicarlo tanto como uno de los grandes creadores artísticos de la historia de Uruguay como por ser el autor de todos los manifiestos del Madí, cosa que muchos no quieren reconocer», afirmó hoy a Efe el historiador del arte Nelson Di Maggio, curador de la exposición que puede verse en el Centro Cultural de España de Montevideo.

Las cerca de 50 piezas de Arden Quin, que recorren toda su historia como creador, pueden verse junto a testimonios y documentos que demuestran el papel fundamental del uruguayo en el surgimiento del Arte Madí en 1947, la única de las vanguardias artísticas surgidas en Sudamérica y la que mas ha perdurado en el tiempo.

Arden Quin, que falleció en París, donde residía desde los años 50, en septiembre de este año, redactó junto al artista húngaro-argentino Gyula Kosice los principios fundamentales del movimiento y creó sus primeras piezas.

«Fundamentalmente con esta muestra queremos reivindicar a un artista desconocido en Uruguay y muy conocido en el exterior, lo que dejó un fuerte vacío en la historia del arte en Uruguay y causó que los artistas del Madí argentinos se apropiaran de la paternidad del movimiento», señaló Di Maggio.

El contenido de la muestra, en la que se exponen 45 piezas, busca «dar una interpretación del Madí, que se basa en el optimismo y la alegría de vivir, en la innovación en la inclusión de las obras con el entorno», señaló el comisario.

«Madí rompió con el rectángulo como forma para los cuadros y reinterpretó el papel del marco, que se volvió dinámico, con colores fuertes y lisos, como reflejo de una utopía progresista de la modernidad», acotó el historiador.

Nacido en la frontera con Brasil, Arden comenzó a pintar en los años treinta, donde fue influido por el cubismo, antes de pasar a Buenos Aires, donde terminó de crear su estilo y sentó las bases del Madí.

«Las vanguardias como el cubismo, el surrealismo, el dadaísmo llegaron al Río de la Plata, pero el Arte Madí las tomó y las rehizo hasta transformarlas en algo original y singular», recordó Di Maggio.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído