Murillo y Sorolla protagonizan la subasta de otoño de AIG, en Sevilla, la de mayor importe desde 2004

Arte, Información y Gestión (AIG), empresa participada por Banca Cívica, celebra el jueves 17 de noviembre su subasta de otoño en el Centro Cultural Cajasol, en la que con una oferta total de 806 lotes –526 de pintura y escultura y 280 de joyas y relojes– y un total de 2.796.000 euros destaca la obra ‘Niño Jesús durmiendo sobre la cruz’, de Murillo, con un precio de salida de 360.000 euros. Según ha apuntado la directora de AIG, Carmen Aranguren, «desde 2004 no se sacaba un importe tan elevado en joyas y obras de arte»; además, ha manifestado, que en esta subasta «confluyen cuadros de gran importancia y cotización en el mercado».

En rueda de prensa, Aranguren ha apuntado que esta obra tiene acreditada su originalidad desde hace años, ya que se cataloga en el libro que sobre el pintor sevillano escribió Diego Angulo, y cuya autenticidad también está confirmada por Enrique Valdivieso. Además, ha explicado que existen tres versiones «casi idénticas» de Murillo de este tema: uno en el Museo del Prado de Madrid, y dos en colecciones particulares, y que esta iconografía que muestra al Niño Jesús dormido sobre la cruz «gozó de gran éxito en la segunda mitad del siglo XVII».

Además, Aranguren ha destacado una «importante obra inédita» del pintor valenciano Joaquín Sorollla, que ocupa la portada del catálogo de la subasta, y que representa a una ‘Joven bailando’. Procede de una colección privada, y según informa Blanca Pons-Sorolla, explica la directora de AIG, «ha permanecido en la misma colección desde los años 30», y aunque data de 1917 «debió ser pintada diez o doce años antes», añade. Con un precio de salida de 250.000 euros, su reciente limpieza permite apreciar en todo su esplendor el alegre y luminoso colorido de Sorolla. En la subasta de otoño de 2010 también se subastó un Sorolla, ‘Niña en la playa del Cabañal’, que se adjudicó por un precio de 160.000 euros.

Otro de los lotes estrella es una obra de 1906 pintada por el pintor frexnense Eugenio Hermoso, uno de los grandes representantes del regionalismo español. Según Aranguren, es una obra que «fue alabada en su día por Joaquín Sorolla y Pío Baroja, y es un lienzo de 252×375 centímetros que representa a un grupo de niñas a las afueras de Fregenal». Además, ha informado que esta obra, que sale a subasta a un precio de 200.000 euros, obtuvo las medallas en la Nacional de Bellas Artes de 1906 y la Internacional de Barcelona en 1907.

En la sección de pintura antigua, sobresale una obra de Antiveduto Grammatica, pintor italiano adscrito a la Escuela de Roma, y del que se subasta una versión de la ‘Virgen con el Niño y Santa Ana’ que se puede adquirir a partir de 45.000 euros, junto a una composición de Francesco Da Ponte, sobresaliente miembro de la familia de los Bassano, y que es propia de la escuela veneciana de la segunda mitad del siglo XVI. También sale a subasta un ‘Retrato de Don Miguel Mañara como Caballero de la Orden de Calatrava’, lienzo anónimo de mediados del siglo XVII con un precio de salida de 30.000 euros, y «primer retrato conocido, y una importante aportación puesto que las imágenes que de él se conservan pertenecen a la época final de su vida».

Asimismo, Carmen Aranguren ha resaltado las obras encargadas por el Conde de Maule a los pintores Francisco Javier Riedmayer y Fernando Marín Chave, y que datan de finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX. El primero, explica, «es una vista de Chiclana de la Frontera en la que aparece, en primer término, la Ermita de Santa Ana junto a varios personajes que simbolizan el Antiguo y Nuevo Régimen». Por su parte, el segundo es una vista de Granada y la Alhambra que constituyen «un testimonio histórico único» en la iconografía de la ciudad. Ambos lienzos tienen un precio de salida de 125.000 euros.

Otra importante vista romántica a subasta es la de Joaquín Domínguez Bécquer en la que se representa la calle Santo Tomás y el Archivo de Indias y que sale a pujas por 20.000 euros. A esta firmas habría que añadir las de maestros como Eduardo Cano, Jiménez Aranda, Manuel González Santos o Manuel García y Rodríguez.

Ya del periodo de las vanguardias, Aranguren ha subrayado la posibilidad de subastar nueve dibujos y seis grabados del pintor, poeta, ensayista y crítico de arte malagueño José Moreno Villa, que permanecían en una colección andaluza y cuyo precio de salida es de 60.000 euros. La directora de AIG ha informado de que en 2006 ya se subastaron obras del malagueño que fueron adquiridas por el Ministerio de Cultura para la Residencia de Estudiantes, «a la que estuvo muy vinculado», apunta. Asimismo, habrá obras de artistas sevillanas contemporáneos como un lienzo de Carmen Laffón de su primera época, y de artista actuales de proyección nacional como es el caso de Rogelio López Cuenca o Miguel Angel Campano.

Por su parte, dentro de las esculturas que se subastarán el próximo 17 de noviembre, Beatriz Valdivieso, tasadora de AIG, ha resaltado las de Julio López Hernández, Miguel Berrocal y Paco Reina, así como las fotografías de Joseph Beauys y Ouka Lele. Este catálogo presenta también, dentro de su obra gráfica, un grabado de Miquel Barceló, con un precio de salida de 6.500 euros. Completan la oferta autores como Antonio Saura, Fernando Botero, Luis Gordillo o Ignacio Tovar.

Por último, en el apartado joyas, donde, según Aranguren «hay mucho de capricho pero cuando hablamos de piezas fuertes hay mucho de inversión», existe una gran variedad de estilos y precios asequibles a todos los públicos. Así, podrá pujarse por bonitos broches, preciosas sortijas, pendientes y pulseras con diamantes y gemas de color, collares de perlas, corales y juegos de arras. Cabe llamar la atención sobre un juego de gargantilla y pendientes con brillantes y rubíes que tiene un precio de salida de 34.000 euros.

LAS ADMINISTRACIONES SE RESIENTEN CON LA CRISIS

Durante la presentación de la subasta, Carmen Aranguren ha reconocido que en los últimos tiempos, y debido a la crisis, se ha reducido la adquisición de obras por parte de las administraciones públicas. Igualmente, ha querido poner de relieve la «importancia» que para las administraciones tienen algunas de las obras de esta subasta de otoño, como es el caso de la obra de Eugenio Hermoso, o el ‘Retrato de Don Miguel Mañara’, y ha mostrado «su confianza» en que «si una obra es importante dichas administraciones subastarán», porque «a veces hay que hacer un esfuerzo», añade.

No obstante ha reconocido «el éxito del coleccionismo privado en las últimas subastas», al tiempo que ha señalado «las mayor demanda de los servicios de AIG debido a la crisis», así como el «ajuste» de los precios en la actualidad. En la última subasta celebrada el pasado 14 de abril, se pusieron a la venta un total de 739 lotes a un precio de 1.779.665 euros, con un total vendido de 279 lotes por un valor de 580.000 euros.

La exposición de las obras que salen a la venta podrá visitarse desde este lunes 7 de noviembre hasta el día de la puja, 17 de noviembre, en el Centro Cultural Cajasol, donde coleccionistas e interesados tendrán la oportunidad de examinar las piezas personalmente. El horario de visitas es de 11,00 a 14,00 horas y de 17,00 a 20,00 horas de lunes a sábado, y el domingo de 11,00 a 14,00 horas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído