El Museo Guggenheim Bilbao aprueba el presupuesto y la Programación artística para el año 2012

El Museo Guggenheim Bilbao aprueba el presupuesto y la Programación artística para el año 2012

El Patronato de la Fundación del Museo Guggenheim Bilbao ha celebrado su segunda sesión del año 2011, bajo la presidencia del lehendakari, Patxi López, en la que se ha aprobado el presupuesto para 2012, que será ligeramente inferior al del año pasado, debido a la situación económica y a una política de contención del gasto.

La reunión ha contado con la asistencia del diputado general de Bizkaia y presidente del Comité Ejecutivo de la Fundación, José Luis Bilbao, la consejera de Cultura del Gobierno vasco, Blanca Urgell, la diputada Foral de Cultura, Josune Ariztondo, el alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, el director del Solomon R. Guggenheim Museum & Foundation de Nueva York, Richard Armstrong, el director General del Museo Guggenheim Bilbao, Juan Ignacio Vidarte, además de representantes de las empresas y entidades que forman parte del máximo órgano de gobierno de la Fundación.

Por lo que respecta a la Programación artística, el Museo acogerá, desde finales de enero, ‘El espejo invertido: Arte de las Colecciones’ de la Fundación «la Caixa» y del MACBA, una selección de las obras más significativas de estas dos instituciones.

La muestra ofrece un recorrido desde finales de los años cuarenta hasta el momento actual y presenta pinturas, esculturas, fotografías y vídeos cuyos autores y corrientes constituyen importantes puntos de inflexión en el arte contemporáneo.

En mayo se inaugurará David Hockney, un conjunto de aproximadamente 200 trabajos inspirados en el paisaje, la mayoría de gran formato y realizados en los últimos años, que se expondrán junto con una cuidada selección de piezas creadas entre 1956 y 2000.

La exposición evidencia la deuda de Hockney con el pasado, que el artista conoce en profundidad e investiga, así como su fascinación insaciable por el paisaje, las nuevas tecnologías y técnicas visuales.

GARCIA RODERO

‘Cristina García Rodero: Entre el cielo y la tierra’, que se inaugurará al público a finales de septiembre, presenta la obra de madurez de la artista de Puertollano. El trabajo de García Rodero se sitúa en la esfera del documentalismo clásico, con los valores de verdad, autenticidad y memoria implícitos en el carácter presencial de sus imágenes.

Esta exposición incluye algunas de sus fotografías más representativas de los últimos veinte años, poniendo de relieve las líneas de fuerza que recorren la evolución de su carrera y su aportación a los discursos estéticos contemporáneos.

En octubre, la muestra Egon Schiele mostrará casi un centenar de obras procedentes de la Colección de obra gráfica de la Albertina en una completa aproximación al arte del gran expresionista austríaco.

En sus obras, procesos como la utilización decorativa de las superficies planas o las fluidas líneas ornamentales del estilo de la Secesión vienesa, sirven a Schiele para desarrollar una forma muy personal y característica de expresionismo, que también se pone de relieve en la sección de la exposición dedicada a otra de sus líneas de trabajo, el autorretrato.

A finales de este mismo mes se inaugurará la muestra dedicada a las obras de los años sesenta y setenta de Claes Oldenburg, una de las figuras más influyentes en el desarrollo del arte desde la década de 1950.

Esta antológica incluye instalaciones tempranas e importantes y los happenings que las acompañaban, notables ejemplos de sus espectaculares esculturas de objetos cotidianos, así como gigantescos monumentos realizados en numerosas ciudades. La muestra también comprende una extensa selección de dibujos y notas que se exhiben por primera vez para proporcionar al visitante una mirada al estudio de Oldenburg y a su humorístico proceso de pensamiento.

La Programación de 2012 finalizará en noviembre con la tercera de las presentaciones del ciclo Selecciones de la Colección del Museo Guggenheim Bilbao. En esta ocasión, la exposición profundiza en el debate artístico de las décadas de 1980 y 1990 por parte de una generación de artistas europeos y americanos que iniciaron su trayectoria a finales de los años setenta.

MIEMBROS CORPORATIVOS

En otro orden de cosas, el Patronato ha aprobado el nuevo Programa de Miembros Corporativos 2012-2016, cuyos objetivos y líneas de actuación fueron presentados al Patronato y al Comité Ejecutivo de la Fundación el pasado mes de junio.

Con esta actualización, el Museo da continuidad al Programa de Miembros Corporativos consolidando su nivel de ingresos, incrementando el nivel de satisfacción de sus integrantes y manteniéndose en similares cotas de innovación empresarial.

Además, en la reunión de este martes el Comité Ejecutivo y el Patronato han sido informados de los avances del estudio de viabilidad de Helsinki, cuyos resultados se presentarán públicamente a principios de enero en dicha ciudad y cuya decisión por parte del Comité Ejecutivo del Museo Guggenheim Bilbao ha quedado emplazada para una próxima reunión en el primer trimestre de 2012.

ADQUISICION DE ONCE OBRAS DE ALEX KATZ

Previamente a la sesión del Patronato, la Sociedad Tenedora Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Bilbao, S.L., ha aprobado la adquisición de un conjunto de once lienzos del artista norteamericano Alex Katz titulada Sonrisas (Smiles), de 1993-94.

Este ciclo, adquirido por 1.700.000 dólares, presenta un conjunto de once retratos femeninos sonriendo frente un fondo oscuro y neutro. En esta serie, algunas de las modelos, que Katz toma de su entorno más inmediato (la esposa del artista, amigas, etc.), resultan fácilmente reconocibles puesto que son personajes célebres acostumbradas a ser miradas por espectadores fascinados, como Lauren Hutton; otras no son «famosas», pero su evidente glamour se hace patente bajo la pincelada de Katz.

El conjunto resulta casi como una valla publicitaria compuesta en secciones y domina el espacio como un friso en un edificio clásico trasladando, de forma eficaz, los placeres del encuentro callejero y casual al interior museístico. De este modo, Katz demuestra que es posible realizar pinturas figurativas complejas de colosales dimensiones sin que el heroísmo retórico desvíe la atención de lo fundamental.

ALEX KATZ

Hijo de emigrantes rusos, Alex Katz, nacido en Brooklyn, Nueva York, 1927, es uno de los pintores más significativos de su generación. Formado como artista en la prestigiosa Cooper Union School of Art (1946-1949) y la Skowhegan School for Painting and Sculpture (1949-1950), Katz tuvo su primera exposición individual con 27 años (Roko Gallery, Nueva York, 1954).

Allí presentó obras de estilo «directo», de formato pequeño y pincelada suelta que anticipaban uno de los temas centrales de su trabajo: el género del retrato. Es durante esta década cuando su pintura evoluciona hacia una mayor concreción técnica y una figura más definida, en lo que acabará constituyéndose como una de sus principales señas de identidad.

A partir de los años sesenta empieza a producir obras de gran formato en su ya tradicional estilo «plano» de figuras frente a paisajes abstractos y fondos monocromos. A medida que la dimensión de sus lienzos va creciendo, también lo hace la complejidad de sus composiciones. Su incursión en el ámbito del teatro le aporta nuevas posibilidades de experimentación en términos de escala y composición, que posteriormente incorpora a su pintura.

Con su particular tratamiento de la figuración, y en medio del dominio del Expresionismo Abstracto, Katz es un artista que fue capaz de anticipar un renovado interés por el «realismo» en el ámbito de la representación, antes incluso de la eclosión del Arte pop.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído