Las «pinturas de espejos» de Michelangelo Pistoletto en Madrid

Las "pinturas de espejos" de Michelangelo Pistoletto en Madrid

Foto facilitada por la Galería Elvira González de una obra del artista italiano Michelangelo Pistoletto, que expone por primera vez de forma individual en Madrid. EFE

EFE/Archivo

El artista italiano Michelangelo Pistoletto, una de las figuras más conocidas del «arte povera», expone por primera vez de forma individual en Madrid una selección de ocho obras de gran formato pertenecientes a su serie Mirror Paintings.

Estas piezas, que pueden verse en la Galería Elvira González, están realizadas en acero inoxidable pulido, interactúan con el espacio expositivo, lo reflejan y, al mismo tiempo, permiten que el espectador las recree con su propio reflejo.

Piatoletto (Biella, Italia,1933), uno de los referentes del arte contemporáneo, se interesó en los inicios de su carrera en el autorretrato pero muy pronto comenzó con sus «pinturas de espejos», obras que incluyen al espectador en tiempo real y que plantean una perspectiva abierta.

El artista italiano da la vuelta a la perspectiva Renacentista con unas obras que, según él mismo las considera en el catálogo de la exposición, «redefinen el concepto de perspectiva que hasta el momento implicaba una visión hacia el interior del cuadro».

Jeremy Lewison, comisario y antiguo director de colecciones de la Tate Modern de Londres, consideró en el artículo «Looking at Pistoletto/Looking at Myself» que en sus series el artista «documenta el mundo que él ve y en el que él vive».

Según Lewison sus piezas «incorporan no solo la historia de la fotografía en el momento en que fueron realizadas» sino también la historia de la moda, de los artilugios, de los modales y las costumbres.

En la realización de estas obras ha usado desde negativos de cristal hasta Polaroids o fotografías digitales; desde la pintura a mano hasta la serigrafía; desde el blanco y negro hasta el color; desde lo estático hasta el movimiento.

Los Mirror Paintings de Pistoletto han adquirido en los últimos años un corte más político y de denuncia. En su manifiesto artístico «The Third Paradise», el artista consideró que «tenemos que ser más conscientes de nosotros mismos como individuos que pertenecen a una sociedad que es, a la vez, global y local».

En el espejo «la humanidad se mira a sí misma con la perspectiva de un retrovisor, como si estuviera examinando todo lo que ha hecho». El espejo es, en la obra de Pistoletto, una metáfora de la historia que «nos enseña todo lo que está detrás de nosotros y nos obliga a considerar el espacio y el tiempo que se extiende a nuestras espaldas».

Michelangelo Pistoletto comenzó a exponer su obra en 1955 y en 1960 tuvo su primera muestra individual en Turín. Durante los años sesenta fue uno de los principales impulsores del movimiento Arte Povera, pero es a finales de los setenta cuando el artista define las líneas fundamentales de su obra.

Su primera gran exposición en España se celebró en 1983, en el Palacio de Cristal del Parque del Retiro. Casi dos décadas más tarde, en el año 2000, el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona, dirigido entonces por Manuel Borja-Villel actual director del Museo Reina Sofía, dedicó a Pistoletto una amplia retrospectiva.

Algunas de sus exposiciones más recientes se han celebrado en el Museo de Arte de Philadelphia o en la Serpentine Gallery de Londres, y sus obras se encuentran en las principales colecciones y museos de todo el mundo, incluyendo el MOMA y el Guggenheim de Nueva York, el Museo Reina Sofía o la Tate Modern de Londres.

Presente en cuatro ediciones de la Documenta de Kassel y en doce de la Bienal de Venecia, recibió el León de Oro de este certamen en 2003 por su trayectoria artística.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído