Un saqueador veterano, que lleva 15 años expoliando, detenido en la Operación Helmet

La Guardia Civil recupera más de 4.000 piezas arqueológicas del periodo celtíbero

La operación se inició tras la subasta de varios cascos que podrían haber sido expoliados en España

Se trata de un jubilado residente en la zona de Aranda de Moncayo (Zaragoza), que se aficionó a desvalijar yacimientos con ayuda de detectores de metales

La Guardia Civil, en la operación denominada ‘Helmet’, desarrollada en la provincia de Zaragoza, ha recuperado más de 4.000 piezas arqueológicas pertenecientes a diversas culturas, especialmente del periodo celtíbero peninsular, entre los que destacan joyas y otras piezas propias de los enterramientos de los guerreros de la época.

En la operación ha sido detenida una persona que llevaba más de 15 años expoliando diversos yacimientos de la provincia de Zaragoza y posiblemente de Castilla y León. Según ha informado la Dirección General de la Guardia Civil, la operación se inició cuando la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo, que ha dirigido la operación, tuvo conocimiento de que se iba a realizar una subasta en Alemania de unos cascos que podían haber salido de España de forma ilegal.

Tras las primeras investigaciones, agentes del SEPRONA y de la Unidad de Patrimonio Histórico de la Guardia Civil pudieron determinar que dichos cascos podrían haber sido expoliados en algún punto de la geografía aragonesa, aunque también existían referencias sobre otros yacimientos en Castilla y León.

Una vez localizada esta persona y tras confirmar los hechos, la Benemérita ha procedido a la detención del autor y al registro de tres domicilios donde se recuperaron las piezas arqueológicas.

La mayoría del material recuperado son piezas que formaban parte del ajuar propio de los enterramientos de los guerreros: cerámicas, petos, fíbulas, exvotos, joyas, entre otras.

La operación ha sido desarrollada por la Unidad del SEPRONA adscrita a la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo y la Unidad de Patrimonio Histórico de la Unidad Central Operativa (UCO).

UN EXPOLIO IMPUNE

En 2008, cuando se puso a la venta la enorme colección del magnate alemán de la construcción, Axel Guttmann, el museo Römisch-Germanisches-Zentralmuseum (RGZM) denunció que entre los objetos había piezas procedentes de España exportadas ilegalmente, entre ellas el conjunto de cascos, además de espadas, puñales y lanzas.

La fiscalía de Múnich retuvo las piezas y solicitó al Gobierno español que reclamara su legítima propiedad en tres meses.

No hubo respuesta. Después, en 2009 y 2010 se volvieron a subastar otros cascos, una venta que, de nuevo, denunció el RGZM, sin que tuviera ninguna consecuencia, por los que los cascos pasaron a manos de un museo francés y varios coleccionistas españoles.

El pasado 25 de octubre Christie’s de Londres vendió un nuevo lote, formado por tres cascos más, que alcanzaron un precio final de 90.000 euros. Nadie lo impidió.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído