El ministro de Antigüedades egipcio, Mamduh al Damati, solicitará que no se subastaste la pieza, de 75 centímetros de alto y fechada entre los años 2.465 - 2.323 antes de Cristo

La estatuilla de 6 millones de euros que tiene enfrentados a Egipto y Reino Unido

La pieza representa a un escriba egipcio, identificado como Sejm Ka

La estatuilla de 6 millones de euros que tiene enfrentados a Egipto y Reino Unido
La pieza representa a un escriba egipcio, identificado como Sejm Ka christie's

Fue regalada al Museo de Northampton a finales del siglo XVIII

Una estatuilla de apenas 75 centímetros de alto pero con más de 4.000 años a sus espaldas va camino de enfrentar al Gobierno de Egipto con la casa de subastas Christie’s.

El motivo, la puesta a la venta de «Sekhemka», un escriba egipcio tallado en piedra caliza y que, según la casa londinense, está valorada entre 5 y 7,5 millones de euros.

En principio, la puja se celebrará el próximo día 10 de julio… si nadie consigue remediarlo. De momento, el ministro de Antigüedades egipcio, Mamduh al Damati, solicitará a través de la Embajada que se suspenda la venta de la figura que data de la V dinastía faraónica (2.465 – 2.323 a.C.).

UN ESCRIBA

La pieza representa a un escriba egipcio, identificado como Sejm Ka (Sekhemka según la casa de subastas), esculpido en piedra caliza, de 75 centímetros de alto y 29,5 de ancho. Al Damati reveló que su ministerio descubrió por internet que el Museo británico de Northampton exhibía la estatua, pero no tiene intención de permitir que sea puesta a la venta.

El ministro señaló que ya se ha puesto en contacto con el Consejo Internacional de Museos (ICOM, por sus siglas en inglés) para comunicarle su rechazo con respecto a esta venta. La subasta, dice «viola los valores que defiende esta organización mundial», y pide le ayuden a frenar esta operación.

Asimismo, el ministro consideró que no por el hecho de que el museo británico haya obtenido la estatua de manera legal tenga derecho a venderla, sino que debería usarla para promover la cultura y no para lucrarse con ella. Por su parte, el director del Departamento de Antigüedades Recuperadas del Ministerio, Ali Ahmed, afirmó que la pieza fue regalada al Museo de Northampton a finales del siglo XVIII, y que la exhibe desde alrededor del año 1849.

Por último, destacó que su departamento ha inaugurado una campaña en Facebook para ganar apoyo contra la venta de la pieza arqueológica que, de momento, ha recogido 200 firmas.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído