El Puente de Vizcaya, una joya de 125 años

Une la villa de Portugalete con el barrio de Las Arenas de Getxo

El Puente Vizcaya, Puente de Vizcaya, Puente Colgante o Puente Palacio (Bizkaiko Zubia, en euskera) es un puente transbordador de peaje, concebido, diseñado y construido por la iniciativa privada entre 1887 y 1893, que une las dos márgenes de la ría del Nervión en Vizcaya (España), y fue inaugurado en 1893, siendo el primero de su tipología en el mundo.2

El puente recibe varios nombres. Su nombre oficial es «Puente de Vizcaya», aunque su denominación más popular y extendida sea la de «Puente Colgante» al que a veces se suelen añadir las extensiones «de Portugalete», «de Guecho» o incluso «de Bilbao». También suele recibir los nombres de «Puente de Portugalete», ya que ésta es una de las localidades que une, y «Puente Palacio», en honor de su arquitecto, Alberto de Palacio y Elissague.

El puente enlaza la villa de Portugalete con el barrio de Las Arenas, que pertenece al municipio de Guecho, así como las dos márgenes de la ría de Bilbao. Su construcción se debió a la necesidad de unir los balnearios existentes en ambas márgenes de la ría, destinados a la burguesía industrial y a los turistas de finales del siglo XIX.

En 2006 el puente fue declarado Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, siendo elegido entre un total de 37 candidaturas. La Unesco lo considera como una de las más destacadas obras de arquitectura del hierro de la Revolución industrial.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído