Divisionismo, simbolismo, futurismo… aquellos ‘ismos’

Un recorrido por la pintura italiana en el tránsito del XIX al XX

Divisionismo, simbolismo, futurismo... aquellos 'ismos'
Giovanni Segantini, Ritorno dal bosco [Regreso del bosque], 1890, Óleo sobre lienzo

Otro ‘ismo’ que usted no conocía. Este ‘divisionismo’ hizo fortuna en Italia a finales del XIX y fue uno de los caminos por el que el arte de toda la vida se diluyó para dar paso a las vanguardias. La Fundación Mapfre dedica su atención a ese país y a ese momento. En todas partes se vivía ese tránsito artístico que terminaría llevando a la abstracción. Una muestra discreta que sabe a caminos trillados.

La tesis de esta ‘Del divisionismo al futurismo. El arte italiano hacia la modernidad’ es mostrar cómo desde el divisionismo -separación de colores en puntos individuales que interactúan ópticamente- los pintores italianos encuentran un camino que pasa por el simbolismo -el mundo espiritual más allá de la realidad- para desembocar en el futurismo -‘un automóvil es más bello que La Victoria de Samotracia’- que diría Marinetti en 1909. Una reconstrucción muy loable de los vericuetos de fundación del arte italiano contemporáneo gracias a la Fundación Mapfre, una institución española que bien podría plantearse realizar similar tarea con el arte de su país en aquella misma época, tan necesitado de visiones y revisiones, del establecimiento de nuevas valoraciones y conexiones.

La exposición, que ha sido organizada en colaboración con el Mart (Museo di arte moderna e contemporanea di Trento e Rovereto), es un paseo dialéctico entre incursiones sociales y divagaciones celestiales que en curioso pulso terminan conduciendo a una síntesis triunfalista de auge industrial y urbano que todo lo fiaba a un futuro que nos redimiría.

Cinco secciones analizan los orígenes y la evolución del divisionismo de la mano de sus principales protagonistas. La luz de la naturaleza presenta el principio divisionista de la descomposición de los colores, difundido por Vittore Grubicy de Dragon, que encontró una aplicación particularmente eficaz en la representación del paisaje, sobre todo de la mano de Giovanni Segantini y Gaetano Previati. Las vistas alpinas de Emilio Longoni, Cesare Maggi y Carlo Fornara dominan el conjunto.

En La deriva realista. El compromiso social se recogen plasmaciones de las condiciones de vida de la gente humilde a cargo de Angelo Morbelli, Giuseppe Pellizza, Emilio Longoni, Giovanni Sottocornola y Giuseppe Mentessi. Riflessioni di un affamato, de Longoni, expuesta en la Triennale di Brera en 1894 y publicada en Lotta di clase, periódico oficial del partido socialista, provocó la intervención de las autoridades por «instigación al odio entre las clases». Por su parte, Morbelli retrata el duro trabajo de las mujeres recolectoras de arroz en Per ottanta centessimi! o se ocupa de los ancianos solitarios del hospicio milanés conocido como el Pio Albergo Trivulzio.

En La deriva simbolista. Una “pintura de ideas” vemos por el contrario irrumpir lo trascendente tratando de indagar en los misterios del tiempo, de la vida, del amor y de la muerte. Segantini indaga en la maternidad; tratado primero en Le due madri, obra presentada en la Triennale di Brera de 1891, el tema sería posteriormente retomado en L’angelo della vita, sugerente transfiguración alegórica. Más allá del mundo real, en un fascinante espacio cósmico, se mueven un grupo de muchachas en La danza delle ore de Previati, donde aparecen reguladas por un mecanismo celeste cuyo movimiento parece seguir el compás de la música. Previati trató de recorrer los territorios del sueño y del inconsciente. Una atmósfera intensa, fantástica y visionaria, que se deja sentir en las obras de Plinio Nomellini y Giuseppe Mentessi.

Camino del futurismo nos lleva de la mano de Giacomo Balla y su Artemisia (fanciulla), hacia Boccioni y sus retratos en los que la luz se descompone en un trazado de pinceladas azules, lilas, rosas, verdes, como en Nudo di spalle, y sus visiones luminosas de las periferias salpicadas de chimeneas, y hacia Luigi Russolo con su Periferia-lavoro. La pintura futurista. 1910-1915 es una potente culminación del recorrido llegando a ese Manifiesto del futurismo publicado por Filippo Tommaso Marinetti en Le Figaro el 20 de febrero de 1909, al que se sumaron Boccioni, Carrà, Balla, Severini y Russolo.

A partir de su viaje a París en 1911 donde conoció el cubismo de Picasso y Braque, Boccioni comenzó a trabajar el espacio pictórico a través de la fragmentación de los objetos, lo que le permitiría alcanzar un equilibrio entre el dinamismo futurista y la descomposición de los volúmenes del cubismo, que logra en su obra Costruzione spiralica. El papel fundamental de esta actualización del cubismo lo había desempeñado Severini, que se había trasladado antes a París, en 1906. La sensación de un dinamismo espacial producido por el movimiento de los objetos está en la base de sus obras, donde la búsqueda de la luminosidad y el movimiento se traduce en composiciones como en Ritratto di Madame S.. Balla por su parte, era ya un pintor consolidado cuando se adhirió al futurismo. En 1913 subastó sus pinturas passatiste [“pasadistas”, en contraposición a futuristi, “futuristas”] para convertirse en “Futur-Balla”, como empezó a firmar, intentando captar el movimiento mecánico y el efecto de la velocidad, como en Velocità d’automobile.

En fin, una reflexión que muy al gusto de la línea que mantiene esta Fundación, pretendería encontrar muy actual el testimonio de un pasado lejano exhaustivamente repasado una y otra vez en los museos de todo el mundo. Esta vez no es París, es Italia, pero es el mismo regocijo tranquilizante en un pasado que todavía ejerce de presente en muchas instituciones y buena parte del público. 

Valoración de la Exposición (del 1 al 10)
Interés: 6
Despliegue: 6
Comisariado: 7
Catálogo: 8
Explicación al visitante: n/v
Documentación a los medios: 8

Fundación MAPFRE
DEL DIVISIONISMO AL FUTURISMO
EL ARTE ITALIANO HACIA LA MODERNIDAD
Del 17 de febrero al 5 de junio de 2016
     
Comisarios, Fernando Mazzocca y Beatrice Avanzi
Producción, Fundación MAPFRE y Mart, Museo d’Arte Moderna e Contemporanea di Trento e Rovereto
http://www.exposicionesmapfrearte.com/disivionismoyfuturismo
http://exposiciones.fundacionmapfre.org/divisionismoyfuturismo
Paseo de Recoletos, 23, Madrid.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Catalán Deus

Editor de Guía Cultural de Periodista Digital, donde publica habitualmente sus críticas de arte, ópera, danza y teatro.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído